Wells Fargo & Co anunció un inesperado beneficio trimestral este viernes, ya que la estabilización de los costos del crédito ayudó a compensar el impacto negativo de las bajas tasas de interés aplicadas en Estados Unidos con fin de estimular la economía durante la pandemia de Covid-19.

El banco con sede en San Francisco comunicó un beneficio neto de 2,990 millones de dólares (64 centavos por acción), para el trimestre que terminó el 31 de diciembre, en comparación con los 2,870 millones de dólares (60 centavos por acción) del año anterior.

Los analistas esperaban una ganancia de 60 centavos por acción de media, según la estimación IBES de Refinitiv.

Los costos asociados a los préstamos incobrables disminuyeron en 823 millones de dólares en comparación con el año pasado y se mantuvieron muy por debajo del nivel observado en la primera mitad del año, cuando el banco acumuló más de 14,000 millones de dólares en gastos de provisiones.