El precio del petróleo cerró el jueves con dirección dispersa, dividido entre comentarios previos a una reunión de miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios el viernes y las preocupaciones sobre el alcance de la producción estadounidense.

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en junio cerró a 73,78 dólares en la Bolsa Intercontinental de Londres (ICE), un alza de 30 centavos desde el cierre del miércoles y un nuevo máximo desde fines de 2014.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" (WTI) para el contrato de mayo perdió 18 centavos a 68,29 dólares.

En sesión, el precio del petróleo de Nueva York alcanzó los 69,56 dólares, el nivel más alto desde el 28 de noviembre de 2014.

Representantes de la OPEP y sus diez socios, incluida Rusia, se encontrarán el viernes en Arabia Saudita para una reunión de seguimiento sobre su acuerdo de reducción de la producción, antes de la reunión oficial de junio en Viena.

Este acuerdo, en vigor desde el comienzo de 2017 y válido hasta fin de este año, tiene como objetivo impulsar los precios del crudo.