La volatilidad opaca los escenarios de corto plazo, pero eso no quiere decir que deje de existir valor en el mercado de renta variable a largo plazo.

Lo anterior es la filosofía de Loomis Sayles, gestora con 266,700 millones de dólares en activos bajo administración.

“Todo nuestro enfoque está en encontrar empresas de alta calidad, con crecimiento estructural. Tenemos una visión a muy largo plazo y una disciplina de valoración muy clara”, dijo Hollie Briggs, vicepresidenta y especialista del producto de crecimiento de Loomis Sayles.

Al 31 de marzo del 2018, la gestora tenía inversiones en 33 empresas —en su estrategia de crecimiento de gran capitalización manejada por Aziz Hamzaogullari— donde destacan nombres como Oracle y Microsoft.

Todas las compañías en las que el equipo de crecimiento de Loomis Sayles invierte tienen características similares como: alta calidad, crecimiento estructural y rentable y ventajas competitivas difíciles de replicar (como el poder de una marca). Además, la gestora aprovecha los momentos de presión (acciones castigadas) para hacerse de posiciones.

La rotación del portafolio de la gestora es apenas superior a 10%; desde julio del 2006 al 31 de marzo de este año fue de 13.9 por ciento. Además, la tenencia promedio de cada compañía es superior a siete años, de acuerdo con datos de Loomis Sayles.

Los resultados

En el 2006, Loomis Sayles compró acciones de Oracle y Microsoft. Ambas emisoras presentan incrementos de triple dígito desde entonces.

Desde el 3 de julio del 2006, cuando se puso en marcha la estrategia de crecimiento de gran capitalización de la administradora, los títulos de Oracle presentan un rendimiento de 265 por ciento. Este martes, los papeles de la emisora cerraron en 48.45 dólares por unidad.

Oracle es una empresa que ofrece servicios de software, plataforma, infraestructura y datos; posee más de 17,000 patentes y tiene cerca de 500,000 clientes en 175 países. En el último reporte financiero, la tecnológica presentó ingresos por 9,800 millones de dólares.

Empezar a usar los servicios de Oracle no es una decisión espontánea, “es una decisión de dos años y otro par de años más para ejecutarla (...) es una gran barrera para la entrada de otros competidores”, explicó Briggs.

El éxito de la teoría de Loomis Sayles es más evidente en las acciones de Microsoft. La compañía presenta un rendimiento en Bolsa de 462%, desde el 3 julio del 2006.

Los papeles de la tecnológica cerraron en 101.31 dólares, apenas a 1.18 dólares su récord.

Una visión de largo plazo permite dejar de lado temas como alzas de tasas por parte de los bancos centrales o temores sobre el inicio de una guerra comercial y enfocarse en el negocio de las compañías y en cómo crear valor para todas las partes interesadas, sin importar lo que suceda en el mercado, explicó Briggs.

Tanto Oracle como Microsoft han superado al Promedio Industrial Dow Jones. El índice bursátil —uno de los referentes de Estados Unidos— presenta un rendimiento de 126%, desde la primera sesión de julio del 2006.

“Tenemos un conocimiento profundo de las empresas en las que estamos invirtiendo y somos inversionistas pacientes”, dijo Briggs.


mario.calixto@eleconomista.mx