Las empresas de alto crecimiento pueden ser un arma de doble filo: cuando los resultados son mejores a los esperados, estas compañías suelen generar ganancias explosivas para sus inversionistas. En caso contrario, las pérdidas pueden ser también cuantiosas si los mercados se ven decepcionados.

En definitiva, las empresas de crecimiento son analizadas y evaluadas en relación con sus perspectivas de expansión futuras, ya que variables como el valor de sus activos o las ganancias pasadas de la compañía pierden relevancia en un negocio fuertemente dinámico y cambiante.

Desde este punto de vista, es importante analizar la performance financiera de la compañía en relación con las expectativas de los analistas. Si los resultados de la empresa son sensiblemente mejores a los esperados, es probable que se produzcan aumentos en los estimados de ganancias para los años siguientes, lo cual en muchos casos tiene un impacto considerable desde la perspectiva de la evolución de precios a mediano plazo.

Chipotle Mexican Grill

Chipotle Mexican Grill (CMG) ha sido uno de los casos más exitosos en el negocio de restaurantes durante los últimos años. La empresa opera en el segmento de comida mexicana con una modalidad fast-casual, es decir, precios más altos y mejor calidad que en los restaurantes tradicionales de comidas rápidas, aunque manteniendo la informalidad y la velocidad de servicio que caracteriza a esta industria.

Teniendo en cuenta que gigantes de la industria como Mc Donald´s (MCD) están atravesando una etapa de debilidad en los últimos trimestres, los analistas mantenían una posición cautelosa al respecto de la empresa. Sin embargo, Chipotle superó con creces las expectativas, tanto en lo que hace a ventas como a ganancias.

La firma reportó un crecimiento de ventas de 20.7% para el cuarto trimestre de 2013, y las ganancias por acción aumentaron en un 29.7% frente al mismo período del año anterior. Lo que es muy importante, las ventas en locales comparables – es decir excluyendo el impacto de nuevas tiendas, crecieron un 9.3%, lo cual indica que las aperturas de nuevos locales no están afectando la demanda en las tiendas existentes.

Netflix

Netflix (NFLX) es un ejemplo paradigmático de una empresa de alto crecimiento, con todo lo que esto implica en términos de potencial de ganancias y también de incertidumbre y volatilidad.

La compañía lidera el mercado de streaming online de video, y en los últimos años ha ganado notable terreno en lo que tiene que ver con la producción de contenidos propios mediante la producción de series y documentales originales para su plataforma.

La rentabilidad del negocio es, sin embargo, difícil de pronosticar, los costos del contenido son notablemente elevados, ya sea en lo que respecta a la adquisición de material o a la generación de contenido propio. El servicio básico de Netflix tiene un precio de 7.99 dólares por mes, por lo tanto los analistas suelen encontrar dificultades a la hora de evaluar si la empresa podrá cubrir los costos y sostener márgenes de rentabilidad adecuados en el tiempo.

Por otro lado, los datos del último trimestre resultaron contundentes al respecto, y Netflix parece estar encontrando un camino sostenido de crecimiento de ventas y aumentos de rentabilidad.

Las ventas durante el cuarto trimestre del 2013 fueron de 1,180 millones de dólares, un 24% de aumento frente al mismo trimestre del año anterior y superando las expectativas de Wall-Street, ya que los analistas pronosticaban en promedio ventas por 1,170 millones.

Las ganancias por acción fueron incluso más explosivas, la empresa ganó 0.79 dólares por acción frente a un estimado promedio de 0.65 por título. Esto señala que no sólo la empresa creció más de lo esperado, sino que los márgenes de rentabilidad están claramente por encima de las expectativas previas.

En base a estas consideraciones, Netflix subió más de un 17% tras conocerse el reporte de ganancias el pasado 22 de Enero.

Michael Kors

Michael Kors (KORS) ha generado en los últimos años un nivel de crecimiento poco habitual en el negocio de la moda. La compañía comercializa bolsos, calzados y accesorios de alta calidad en un segmento de precio de alto rango, lo cual implica capacidad de fijación de precios y márgenes de ganancias extraordinarios para la firma.

Operar en el segmento de altos precios implica como contratara un mercado potencial que es claramente más pequeño que en el mercado de precios populares. Sin embargo, Michael Kors parece estar muy lejos de alcanzar niveles de saturación de mercado o de agotamiento en sus tasas de crecimiento.

La firma reportó ganancias muy superiores a las estimadas el pasado Martes 4 de Febrero, y las acciones subieron más de 17.5% en respuesta. Las ventas de la compañía fueron de más de 1,000 millones de dólares, cómodamente por encima de los estimados de Wall-Street en la zona de 856 millones.

Los márgenes de rentabilidad se mostraron en aumento, Michael Kors reportó un margen bruto de 61.2% sobre ventas y un margen operativo de 33.9% sobre la facturación.

Esta combinación entre ventas crecientes y aumentos en los márgenes de ganancias sobre ventas generó un crecimiento en las ganancias por acción de la empresa de 73.4% hasta alcanzar los 1.11 dólares por acción frente a un estimado promedio de 0.86 dólares por unidad.

[email protected]