Pese a que el Fondo Monetario Internacional diera a conocer su pronóstico para la economía mundial a la baja y a unos días de concluir el primer mes del año, el principal índice accionario de la Bolsa Mexicana de Valores, S&P/BMV IPC, refleja su mejor desempeño en cinco años.

De acuerdo con datos del centro bursátil, en lo que va del 2019, el indicador muestra un rendimiento de 4.90%, a 43,679.67 unidades, siendo el mejor inicio en los últimos cinco años.

Comparativamente, el mismo periodo del 2017 fue el segundo mejor desempeño en el quinquenio al acumular un retorno de 3.23%, mientras que en el 2018 creció 1.84 por ciento.

Cipactli Jiménez, socio fundador en Snowball.mx, mencionó que es una confianza natural cíclica de inicios de año.

“Usualmente, los mercados por principios inician en una condición al alza extendida hasta marzo, incluso se ve reflejada con mejores ánimos durante la temporada de reportes trimestrales” mencionó.

Las bolsas se encuentra en recuperación, pues en los últimos tres meses de 2018, los principales indicadores accionarios a nivel global sufrieron minusvalías consecuencia de la guerra comercial entre China y EU, así como por los signos de desaceleración a través de los datos económicos menores a lo estimado en China, entre otros aspectos.

Jiménez dijo que hasta que no se observe en las empresas las afectaciones por una desaceleración, no se manifestará en la tendencia del indicador accionario, “mientras tanto es un impacto especulativo”.

Jacobo Rodríguez, director de análisis financiero en Black Wallstreet Capital, mencionó que esta subida observada en lo que va del primer mes del 2019 no se ha dado con mucho volumen.

“No está entrando tanto flujo. Los movimientos, aunque son positivos, son de bajo volumen. Eso refleja que la cautela se mantiene,” mencionó.

Mejora el optimismo

El estratega enlistó tres características por las que el mercado actualmente luce positivo. Por un lado, las compras de oportunidad consecuencia de las fuertes pérdidas observadas a finales del 2018; mayor optimismo con respecto a las relaciones comerciales entre China-EU y la expectativa de que la Reserva Federal disminuya el ritmo de las alzas en su tasa referencial.

Las ganancias no sólo son parte del S&P/BMV IPC, los tres principales indicadores en Estados Unidos muestran crecimientos en línea con la Bolsa mexicana al acumular un retorno de 5.89% para el NASDAQ Compuesto, 5.35% para el Dow Jones y 5.26% para el Índice S&P 500.

Rodríguez precisó que una de las afectaciones que se observarían ante la desaceleración provocaría que los inversionistas busquen mejores  rendimiento como los bonos o instrumentos de corto plazo.

“Hay una reasignación de recursos, donde los inversionistas retiran los fondos de mercados accionarios que son de alto riesgo y los destinan a mercados más estables como el de bonos o instrumentos de corto plazo”, detalló.

A la defensiva

En el caso de México, el directivo destacó que empresas como Cemex y minoristas se verían beneficiados con las nuevas reformas de la administración federal a través de inversión en infraestructura y apoyos por programas.

[email protected]