Las adversidades ocasionadas por el Covid-19 generan una gran merma en muchos aspectos de la vida productiva nacional y para algunas de las grandes empresas del país.

Pero también significan  una oportunidad para otras que han sabido colocarse entre el gusto de los mexicanos, respondiendo con buenas ofertas y contenidos de calidad a las necesidades de conectividad y de entretenimiento.

En su más reciente reporte, enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), correspondiente al tercer trimestre de 2020, Grupo Televisa, que comandan Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia, alcanzó una utilidad neta de 3,639.6 millones de pesos (mdp), cifra 214.1% por encima de lo alcanzando en el mismo periodo de 2019, un margen de operación de 40.8% (el más alto desde 2016) y una sólida posición de liquidez de aproximadamente 52,000 millones de pesos.

Una constante, su segmento de telecomunicaciones es el más consolidado, mismo que representó 63.9% de los ingresos totales del grupo: las ventas del tercer trimestre de 2020 de izzi crecieron 7.9% para colocarse en 11,407 millones de pesos, en comparación con los 10,572 millones de pesos  reportados durante el mismo trimestre del año anterior. Mientras que SKY obtuvo 5,597  millones de pesos, cifra 4.9% por encima de lo obtenido en el mismo periodo de 2019.

En buena medida, esto también ha sido posible gracias a las necesidades de conectividad de las familias mexicanas que siguen desarrollando su actividad productiva en casa. La llegada al mercado de ofertas disruptivas como izzi móvil e izzi negocios incrementaron su número de suscriptores de manera importante. En tan solo cuatro meses, izzi móvil agregó más de 40,000 clientes a sus filas.

En la llamada con inversionistas Televisa pareció señalar que tenía ya un acuerdo para distribuir Disney+ en sus sistemas de TV de paga. De confirmarse, las cableras del grupo habrán generado sinergias importantes.

En el rubro de contenidos, Grupo Televisa reportó durante ésta números robustos y de un crecimiento del 30% en las preferencias de audiencia para Canal 2, en relación con el año pasado. Así, en los últimos meses ha sido una constante que la empresa dé cuenta del liderazgo que han tenido sus diversas producciones, a partir de lo que reporta la firma de medición de comportamiento de audiencias, Nielsen Ibope México.

En lo relacionado a la plataforma Blim tv, Televisa, vía su copresidente Alfonso de Angoitia, indicó que manejará nuevos paquetes y programas durante el siguiente año y que implementará nuevas estrategias de monetización de contenidos.

De esto ya daba cuenta Luis Arvizu, CEO de blim, en el más reciente Upfront 2021 que la televisora organizó hace unos días. Ahí, el ejecutivo profundizó que en 2021 se lanzará un servicio basado en publicidad con acceso gratuito a miles de horas de contenido y, con ello, la OTT de Televisa combinará dos modelos de negocio: SVOD y AVOD.

Por lo que respecta a radio, reportaron un ingreso de 933.5 mdp atribuido principalmente a la venta de su participación en Sistema Radiópolis. Ahora su lugar en la sociedad con Prisa lo tomó Corporativo Coral de la familia Alemán. Destaca el buen precio de venta que logró Televisa por su participación.

Lo que complica, en el nuevo contexto del país, que alguno de los ahora socios pueda comprar, al mismo precio, dichas acciones. Con lo que el litigio entre los españoles de Prisa y los mexicanos en Coral continuará dado que ninguna parte tiene liquidez para comprarle a la otra. La televisora de San Ángel ha mostrado buen instinto al vender empresas no estratégicas y, aún en contexto de pandemia, ha logrado aumentos sostenidos en audiencia y mejoras en los ingresos de sus empresas de telecomunicaciones.

termometro.economico@eleconomista.mx