Los sectores que integran al índice S&P 500 tuvieron desempeños dispares este lunes, en medio de tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

El índice de consumo masivo del S&P cayó 1.44%, con un retroceso de 2.28% de las acciones de la tabacalera Philip Morris. El tabaco está entre los 545 productos estadounidenses a los que China planea imponer aranceles a partir del 6 de julio.

Los sectores de salud e industriales presentaron bajas de 0.95 y 0.40%, respectivamente.

Del otro extremo, el índice energético de S&P ganó 1%, liderado por Chevron Corp y ConocoPhillips. Los precios del petróleo subieron porque analistas bajaorn sus expectativas de cuánto subirá su producción la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

La Casa Blanca informó este viernes que impondrá más aranceles si China responde imponiendo restricciones comerciales. Los aranceles afectan a 1,102 categorías de productos y se harán efectivos a partir del 6 de julio. Lo anterior, por un valor de 50,000 millones de dólares.

China respondió con un gravamen de 25% a 659 productos de EU, por un valor de 34,000 millones de dólares. Además, quedarán anulados los acuerdos alcanzados en esta materia tras dos meses de negociaciones con Washington, detalló el área de inversiones de Sura Asset Management México.

“Las preocupaciones vinculadas al comercio guiaron a los corredores”, estimó Nate Thooft, de Manulife Asset Management.

Las acciones de Boeing —que actuan como termómetro de las tensiones comerciales con China, pues la firma es la mayor exportadora individual de EU al país— cayeron 0.9% y fueron el lastre para el Dow Jones. Caterpillar bajó 0.9 por ciento.

Los títulos de microprocesadores que dependen de China para una gran parte de sus ingresos también cayeron. El índice PHLX de semiconductores bajó 0.99%, su mayor baja diaria en un mes, y las acciones de Intel cayeron 3.4 por ciento.

Otras presiones

A la guerra comercial entre EU y China se suma una postura monetaria más restrictiva por parte de los bancos centrales del mundo, con excepción del Banco Central de Japón, detalló Sura.

“Los mercados emergentes siguen presionados, particularmente el peso argentino después de la renuncia de Federico Sturzenegger al frente del banco central. También hay presiones sobre la lira turca, el baht tailandés y la rupia india, por el fortalecimiento del dólar, pero en algunos casos también por temas puntuales de cada país”, agregó la institución.

[email protected]