El rublo volvió a caer hoy a su mínima cotización histórica ante el dólar estadounidense, por segundo día consecutivo, arrastrado por el desplome del crudo.

El Banco Central de Rusia (BCR) fijó la cotización oficial de la moneda nacional en 76.6 rublos por dólar, aunque en la Bolsa de Moscú, el billete verde llegó a venderse hoy por encima de los 77 rublos.

Tan sólo en diciembre de 2014, en una jornada de pánico en el mercado moscovita, conocida como el "martes negro", llegó el rublo a la marca negativa de 80 unidades por dólar, aunque entonces el curso oficial quedó por debajo del registrado en los dos últimos días.

Aunque el precio del petróleo es la principal causa de la actual caída del rublo, los expertos también apuntan a la ralentización de la economía china como un factor que afecta a la salud de la moneda rusa.

Las perspectivas a corto y medio plazo, según la mayoría de los expertos, son poco halagüeñas tanto para la moneda rusa como la economía de este país.

Los pronósticos del Gobierno ruso, que auguran para este año el fin de la prolongada recesión que sufre el país, se quedarán en papel mojado si el petróleo no revierte su tendencia a la baja y no vuelve a rondar los 50 dólares por barril Brent.

El presupuesto estatal de Rusia, que se nutre sobre todo de los ingresos por la venta de combustibles fósiles, prevé un precio medio del petróleo de 50 dólares por barril, por lo que sufrirá serios recortes si la situación actual no cambia.

Incluso las autoridades rusas han reconocido que en ese caso la economía no se recuperará en 2016 y el Estado deberá revisar el presupuesto para recortar, sobre todo, partidas de gasto social.

En diciembre pasado, el presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró que el país había superado el peor momento de la crisis y que se observaban "signos de estabilización" de la actividad económica.

Al desplome de los precios del crudo se suma el impacto de las sanciones económicas occidentales contra Rusia por la anexión de Crimea.

[email protected]