Las acciones de Netflix han demostrado gran potencial desde su salida a Bolsa en mayo del 2002. Este año, sus títulos ha subido 26.49% a 156.90 dólares. Dentro del S&P 500, uno de los índices bursátiles más importantes de Nueva York, es la emisora número 35 con mejor rendimiento, dentro de la muestra de 500.

Uno de los detonantes en el precio de los títulos de Netflix, plataforma de películas en línea, ha sido el contenido original. La creación de series como House of Cards y Orange is the New Black le han otorgado un diferenciador que se ha traducido en un alza en el precio de sus acciones de más de 1,000% desde finales del 2012 y en más suscriptores e ingresos.

En el primer trimestre del 2013 (cuando hace el lanzamiento de House of Cards), Netflix tenía 36.32 millones de suscriptores. Al cierre del primer trimestre del 2017, contaba con 98.75 millones de usuarios. En el mismo lapso, los ingresos pasaron de 1,024 millones de dólares 2,637 millones.

El incremento en ingresos es más sustancial que el de suscriptores. Finalmente, el crecimiento de suscriptores puede ser exponencial al principio y luego se estabiliza. Debemos observar la etapa de madurez de estas firmas en las cuales se vuelven más rentables , dijo Luis Garinian, portfolio manager de Marlin Investment Group.

Una de las apuestas que está realizando Netflix tiene que ver con crear un mejor contenido regional. Para América Latina creó series como Club de Cuervos, La Ingobernable y, para el 2018, una serie del cantante Luis Miguel.

Mientras Netflix hace sus movimientos, un nuevo rival empieza a surgir con fuerza: Amazon Prime, que hace los primeros amagos contra el modelo de negocio de Netflix. La televisión siempre tuvo a favor, contra otras empresas digitales, la transmisión de los eventos en vivo.

Amazon Prime empieza a hacer los primeros ataques para tratar de hacer transmisión en vivo de deportes. Es una de las ventajas más grandes y coyunturales en esta industria , dijo Garinian.

mario.calixto@eleconomista.mx