La firma deportiva alemana Puma cumplió sus objetivos de venta para el ejercicio 2016, año marcado por la Eurocopa de Francia y los Juegos Olímpicos de Brasil, y espera seguir la dinámica positiva en 2017, declaró la marca en un comunicado.

La marca deportiva reportó un beneficio neto de 62.4 millones de euros durante el año pasado, lo que significó un aumento del 68% con respecto a las cifras del ejercicio anterior (2015).

"El 2016 terminó como habíamos esperado, con un aumento de ventas en todas las regiones y todos los segmentos de producción, además de un incremento significativo en los resultados netos y operacionales", apuntó el responsable de Puma, Bjorn Gulden.

"Vamos a seguir inviertiendo para convertirnos en la marca deportiva más eficaz del mundo", abundó, al tiempo que se declaraba estar "seguro" de poder aumentar las ventas en el 2017.

erp