Los futuros del petróleo Brent cerraron el martes 4 de agosto en su mayor nivel desde principios de marzo ante la esperanza de que Estados Unidos está avanzando en un nuevo paquete de estímulo económico, así como en sus esfuerzos para frenar la propagación del coronavirus.

El Brent subió 28 centavos, o un 0.6%, a 44.43 dólares por barril, su cierre más alto desde el 6 de marzo. El crudo West Texas Intermediate (WTI), en tanto, ganó 69 centavos, o un 1.7%, a 41.70 dólares, su mayor nivel desde el 21 de julio.

Más temprano, tanto el Brent como el WTI cotizaron en su nivel más alto desde principios de marzo.

Esta subida del precio del barril se produjo antes de que se conozca el martes un informe del Instituto Americano del Petróleo, que mostraría una disminución en los inventarios de crudo en Estados Unidos la semana pasada.

"Los precios del crudo cambiaron de tendencia debido a las esperanzas de estímulos y tras otra ronda positiva de datos económicos que mostraron que la recuperación de las manufacturas continuó en junio", dijo Edward Moya, analista senior de mercado de Oanda en Nueva York.

Las negociaciones entre los congresistas demócratas y la Casa Blanca sobre una nueva ronda de alivio por el coronavirus han comenzado a avanzar, aunque permanecen las diferencias entre las dos partes, dijo el martes el líder demócrata del Senado de Estados Unidos, Chuck Schumer.

Los nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos cayeron por debajo de 50,000 durante el fin de semana por primera vez desde principios de julio, según los Centros para Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

A pesar del aumento de los precios el martes, los operadores dijeron que el crudo seguía presionado debido a las preocupaciones de que una nueva ola de infecciones por Covid-19 en distintas partes del mundo obstaculizaría la recuperación de la demanda, justo cuando los principales productores aumentan la producción.

kg