En la última jornada de la semana, el crudo mexicano de exportación registró una ganancia de 18 centavos de dólar respecto a la sesión previa, para ofertarse en 57.53 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con Banco Base, después de las fuertes pérdidas observadas durante la semana anterior, el precio del petróleo mostró una corrección a la alza en un mercado que ha mostrado una amplia volatilidad.

Y es que existen factores que se contraponen (las tensiones geopolíticas en el Medio Oriente y la desaceleración en el crecimiento económico), haciendo que el precio no tenga una tendencia estable, tales como el retorno en las tensiones geopolíticas en el Medio Oriente, así como una mejor expectativa comercial entre China y Estados Unidos.

A ello se suma la publicación del reporte semanal de la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés), toda vez que se observó una reducción en los inventarios y en la producción de crudo estadounidenses, abundó la entidad financiera.

Ante esto, el precio del West Texas Intermediate (WTI) ganó 18 centavos para situarse en 56.20 dólares por barril, mientras que el Brent cotizó en 63.46 dólares por barril, con un avance de siete centavos de dólar, de acuerdo con Bursamétrica.