Los precios del petróleo cayeron levemente el jueves luego de una sesión volátil, debido al reinicio de la actividad en dos campos claves en Libia y porque las preocupaciones sobre una débil demanda de gasolina generaron dudas sobre si los grandes productores de crudo podrán reducir el exceso de oferta global.

Los yacimientos Sharara y El Feel en Libia, con una capacidad conjunta de producción de casi 400,000 barriles por día (bpd), reiniciaron sus actividades tras el fin de las protestas por parte de un grupo armado que había bloqueado los oleoductos.

Los futuros de la gasolina en Estados Unidos lideraron la tendencia del complejo de la energía durante la sesión, en una jornada en la que tocaron su menor nivel estacional en ocho años luego de que los datos publicados el miércoles mostraron que los inventarios registraron su mayor incremento en casi tres meses.

El crudo referencial Brent perdió 14 centavos, a 51.68 dólares por barril. En tanto, el petróleo liviano de Estados Unidos cayó 37 centavos, a 49.25 dólares por barril.

La gasolina está impidiendo que el crudo suba demasiado , dijo James Williams, presidente de la consultora de energía WTRG Economics en Londres, Arkansas.

Los futuros de la gasolina en Estados Unidos cedieron casi un 2% a 1,559 dólares por galón.

La gasolina está liderando las bajas por sus abundantes inventarios, una menor demanda respecto al año pasado y un incremento de las existencias de gasolina en la costa este , expresó Anthony Headrick de CHS Hedging.

Los inventarios globales de petróleo han permanecido altos en parte debido al aumento de la producción de Estados Unidos. En 9.27 millones de bpd, están en su mayor nivel desde agosto del 2015, según datos gubernamentales.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y Rusia, que pactaron reducir la producción en 1.8 millones de bpd en la primera mitad del año para disminuir la sobreoferta y apuntalar los precios del crudo, están negociando extender su acuerdo al segundo semestre del año.