En los primeros tres días hábiles del 2017, el peso mexicano ha perdido 4.3% frente al dólar estadounidense, lo que coloca a la divisa local en su peor inicio de año desde 1995.

Lo anterior se ha debido, principalmente, al nerviosismo que existe entre los inversionistas por las amenazas de Donald Trump a las armadoras estadounidenses General Motors y Ford.

El tipo de cambio peso-dólar marcó un nuevo récord de cotización al llegar a 21.6220 pesos por dólar en operaciones interbancarias del miércoles.

Sin embargo, hacia el cierre de la jornada la cotización concluyó en 21.5225 pesos en operaciones interbancarias, que comparado con el cierre de la sesión previa (21.05 pesos), representó una depreciación de 2.24%, es decir una pérdida de valor de 47.25 centavos.

Prevalecerá la incertidumbre

La depreciación de la moneda local se debió fundamentalmente a la incertidumbre de las políticas económicas y comerciales del próximo presidente de Estados Unidos, una vez que asuma el cargo el próximo 20 de enero.

También tiene que ver la publicación de las minutas de la Reserva Federal (Fed) correspondientes a la reunión del 14 de diciembre.

Con relación a las negociaciones al menudeo (ventanilla bancos) el tipo de cambio finalizó en un precio de 21.75 pesos por dólar, mientras que en las operaciones del martes se observó un nivel 21.40 pesos por billete verde.

Analistas cambiarios anticiparon que ante el incremento de la mayor aversión al riesgo a nivel internacional, el peso mexicano seguirá presionándose en los siguientes días, con la expectativa de que alcance cotizaciones cercanas a los 22 pesos por dólar.

Peña Nieto no convence

Al medio día del miércoles, el presidente Enrique Peña Nieto anunció el regreso de Luis Videgaray al gabinete, esta vez como secretario de Relaciones Exteriores.

Luego del anuncio el peso se mantuvo estable pero no mejoró su situación frente al dólar.

El subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco, dijo que el escenario del peso mexicano lucecomplicado, sobre todo en el primer trimestre del 2017, donde podría alcanzar nuevos niveles históricos.

En ese sentido, dijo que hay amplias posibilidades de que el tipo de cambio alcance los 22 pesos por dólar en el primer trimestre del año.

Mencionó que el tipo de cambio peso-dólar se vería más presionado por la expectativa de una limitada entrada de flujos foráneos de cartera al país, debido al nerviosismo que existe entre los inversionistas por las recientes amenazas de Trump a las armadoras estadunidenses.

El analista técnico del mercado de cambios de Grupo Financiero Monex, Francisco Caudillo, mantiene un precio de 22.50 pesos por dólar en el corto plazo, aunque en el mediano plazo podría alcanzar los 23.50 pesos por billete verde.

El experto sostuvo que los factores que podrían depreciar más a la divisa mexicana serían las políticas proteccionistas de Donald Trump.

También la expectativa de un mayor endurecimiento de la política monetaria, para contrarrestar las posibles presiones inflacionarias dentro de la economía de Estados Unidos.

[email protected]