El plan estratégico de OHL se centra en la promoción de concesiones y construcción con un crecimiento inferior a 10% y márgenes de entre 6 y 7% , según explicó en entrevista su consejero delegado, Tomás García Madrid.

García Madrid y su equipo directivo ultiman los detalles del nuevo plan estratégico de OHL hasta el 2020.

La nueva hoja de ruta diseñada por el consejero delegado reduce sensiblemente las cifras más ambiciosas de su antecesor en el cargo, Josep Piqué, que pretendía doblar cifra de ventas y de ebitda en cinco años.

El objetivo ahora es la rentabilidad, reducir deuda y generar caja, por lo que el crecimiento de la cifra de negocio en los próximos cuatro años se situará ligeramente por debajo de 10%, con márgenes de entre 6 y 7% , asegura.

La nueva receta tiene la misión de recuperar el rating de OHL. No parece difícil teniendo en cuenta que Moody’s nos ha bajado tres escalones en el 2016 hasta dejarnos en niveles equivalentes al bono basura (Caa1) .

Partiendo de la cifra de ventas de construcción en el 2016 y aplicando los crecimientos previstos por la compañía en el nuevo plan estratégico que se presentará el próximo 24 de marzo, OHL podría alcanzar un tamaño próximo a 5,000 millones de cifra de negocio al final del periodo, con un resultado bruto de explotación (ebitda) de unos 300 millones.

Dividendo

El equipo directivo OHL tiene plena confianza en volver a la senda del beneficio en el 2017, pero este año se suspende el dividendo. En el 2018 volveremos a la política normal de 25% de pay-out , señala Tomás García Madrid, seguro de que la compañía ganará más de 100 millones de euros en el 2017.

Vamos a ganar dinero sí o sí. En el primer trimestre ya se nota la generación de caja y la reducción de deuda. El objetivo ahora es cobrar más que ejecutar obra , destaca.

Entre los cobros más complejos destacan los 19 proyectos Legacy. Tras la sangría de provisiones, la dirección de OHL no espera más sustos.