La compañía que controla y preside Juan Miguel Villar Mir ha cerrado los nueve primeros meses del año con un beneficio de 70.1 millones de euros, lo que supone una reducción del 19.9% respeto a lo que ganó en el mismo periodo de un año antes por la caída de la inflación en México. Este dato se aleja por completo de las previsiones de los expertos de Renta 4, que apostaban por una ligera mejora de sus ganancias del 5 por ciento.

Sin embargo, sus ventas aumentaron un 22.9% entre enero y septiembre, hasta 3,132.2 millones de euros, impulsadas por el buen comportamiento de las tres líneas de negocio del grupo: concesiones, ingeniería y construcción y desarrollos.

Impacto de la caída del IPC en México

De manera que OHL indica que "pese a la excelente marcha operativa, la fuerte caída de la tasa de inflación en México ha reducido de forma muy importante la aportación de OHL México por TIR (Tasa Interna de Retorno) garantizada al EBITDA y al beneficio neto atribuible del grupo".

En concreto, ha mermado en 92.1 millones el resultado bruto de explotación (EBITDA), un 7.5% a nivel consolidado, y en 54.6 millones el beneficio, un 19.9%. Este último porcentaje coincide, de hecho, con la caída del beneficio experimentado por la constructora entre enero y septiembre, sin la cual sus ganancias habrían sido planas.

De hecho, su EBITDA se redujo un 7.5%, hasta 718.8 millones de euros, debido principalmente a su división de Concesiones que supone un 79.3% del EBITDA total del grupo y experimentó un descenso del 9 por ciento. Esta caída se debe pese a que el incremento del EBITDA por peajes (+20.3%) no compensó la caída del 20.4% del EBITDA por Rentabilidad Garantizada (TIR), por el efecto de la menor inflación entre ambos periodos (+0.65% frente al +2.19 por ciento).

OHL destaca que el 98.8% de su EBITDA procede del exterior, principalmente de México, que genera el 71.9% del total. De hecho, la compañía que preside el empresario octogenario pretende seguir potenciando este negocio internacional en virtud del nuevo plan estratégico a 2020 que lanzó a comienzos de este año.

El beneficio neto de explotación (EBITDA) en los primeros nueve meses de 2015 se redujo un 25.3%, hasta 493.6 millones de euros, debido a los menores márgenes en obras de su división de Construcción. El EBITDA supuso un 15.8% sobre la cifra de negocio.

Con el fin de costear parte de este plan y recortar su deuda, el otro gran objetivo de la compañía, OHL cerró con éxito a inicios de este mes una ampliación de capital por valor de 1,000 millones de euros. Sin embargo, su deuda neta a finales de septiembre y, por tanto, con anterioridad esta operación, OHL presentaba una deuda neta de 5,796 millones de euros, un 3% superior a la de comienzos de año. La deuda corporativa cerró septiembre en 1,534 millones, un 83% más, si bien esta es la partida de pasivo que la compañía prevé recortar con el grueso del capital levantado en la ampliación.

Construcción continúa como su primera fuente de ingresos

Por áreas de negocio, la de construcción se mantiene como primera fuente de ingresos, al generar 2,242 millones de euros, un 16.4% más, por el negocio internacional, fundamentalmente en Estados Unidos y en Oriente Medio, en este caso por el "mayor ritmo de ejecución" en el proyecto del AVE a La Meca. OHL cuenta con una cartera de obras pendientes de ejecución por valor de 7,352 millones de euros, de los que un 82.8% corresponde a proyectos internacionales.

Su división de Concesiones, elevó un 15.1% sus ingresos, hasta 395.4 millones de euros, gracias a la mejora de los tráficos. El nuevo negocio de construcción industrial más que duplicó (+141%) sus ingresos, hasta los 254 millones.

[email protected]