Wall Street repuntó el miércoles, con un alza diaria porcentual del índice S&P 500 que fue la mayor en casi dos meses y la mejor sesión del NASDAQ desde el 7 de noviembre, liderado por los sectores financiero y tecnológico.

El S&P 500 venía de sufrir su mayor caída diaria en unas seis semanas el martes luego de que se postergó la votación de un proyecto de ley de salud en el Senado de Estados Unidos, que es el primer puntal de la agenda política doméstica del presidente Donald Trump.

Los inversionistas podrían estar reevaluando el impacto de la postergación sobre el mercado y la agenda de Trump, dijo Rick Meckler, presidente de LibertyView Capital Management. El mercado ha tenido problemas para subir, pero ha tenido incluso más problemas para bajar. Parece que cada periodo negativo encuentra nuevos compradores , indicó.

Las tasas de interés están todavía muy bajas y un montón de inversores ven pocas oportunidades de invertir en alguna parte salvo en acciones , agregó Meckler.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 0.68%, a 21,454.61 puntos, mientras que el S&P 500 ganó 0.88%, a 2,440.69 unidades. El Nasdaq Composite subió 1.43%, a 6,234.41 unidades.

El sector financiero fue el de mejor desempeño del S&P, con un alza de 1.6%, liderando JPMorgan Chase y Bank of America con alzas de más de 2 por ciento. El sector, sensible a las tasas de interés, se benefició de una subida de los rendimientos de los bonos del Tesoro.

El sector tecnológico avanzó 1.3%, recuperándose de su peor día en más de dos semanas. El sector ha encabezado la subida de 9% del S&P 500 este año, pero ha retrocedido últimamente por dudas de algunos inversores sobre las valuaciones.

BMV rebota

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con una ganancia 0.51%, debido a un rebote después de una toma de utilidades.

El indicador, el S&P/BMV IPC, se ubicó en 49,340.11 unidades.

Los participantes del mercado se mantuvieron atentos a las intervenciones de algunos presidentes de Bancos Centrales en el Foro del Banco Central Europeo en Portugal, en la espera de alguna señal sobre el futuro de la política monetaria global. (Con información de Reuters y Notimex)

[email protected]