En la jornada de este jueves, la mezcla mexicana de exportación registró un alza de 71 centavos respecto a la sesión previa, para venderse en 60.85 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por su parte, Banco Base explicó que las principales mezclas de petróleo finalizaron la sesión mostrando resultados mixtos, luego de alcanzar precios máximos no vistos desde noviembre de 2014.

Indicó que el incremento en el precio del petróleo se dio ante la expectativa de que los fundamentales se reequilibrarán en el corto plazo, luego de que la Administración de Información Energética (EIA) reportara que durante la semana pasada los inventarios de crudo en Estados Unidos disminuyeron en 1.07 millones de barriles.

No obstante, las presiones al alza fueron impulsadas luego de que una fuente con conocimiento del tema diera a conocer sobre una reunión entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados en Arabia Saudita, en donde los asistentes coincidieron en que el mercado de crudo se reequilibrará durante el trimestre.

También mencionó que Arabia Saudita está buscando llevar el precio del Brent, tipo de crudo parecido al producido por los saudís, a 100 dólares por barril, mientras que Rusia no buscará cambios en el acuerdo de recorte en la producción, a pesar de que el objetivo original del acuerdo está cerca.

Ante este panorama, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) observó una pérdida de 18 centavos y se vendió en 68.29 dólares por barril, mientras que el Brent subió 30 centavos y se ofertó en 73.78 dólares el tonel.