Wall Street terminó sin dirección, tras una jornada en la que se publicaron resultados de empresas dispares: el Dow Jones cayó 0.27%, mientras que el Nasdaq ganó 0.67%y el S&P 500 aumentó 0.28 por ciento.

Según los resultados definitivos al cierre, el Dow Jones llegó a 16,414.44 unidades y el tecnológico Nasdaq avanzó a 4,225.76 unidades, un nuevo máximo desde septiembre del 2000.

El índice ampliado S&P 500 aumentó a 1,843.80 unidades.

Tras el fin de semana largo, Wall Street inició la jornada en buena forma, pero fue perdiendo impulso con el paso de las horas.

Las vacilaciones de los inversionistas estuvieron ligadas a una jornada con resultados que por momentos fueron un poco decepcionantes , según Alec Young, de S&P Capital IQ.

Hay menos empresas de lo habitual que sobrepasan las expectativas , explicó.

Varias de las compañías del Dow Jones consideradas como representativas de sus sectores terminaron en baja el martes, pese a la publicación de resultados menos catastróficos de lo previsto.

Entre ellas, la telefónica estadounidense Verizon, que perdió 1.34%, pese a una utilidad y un volumen de negocios superior a las previsiones del mercado.

El grupo farmacéutico europeo Johnson & Johnson también registró resultados mejores de lo anticipado por el mercado, tanto en el cuarto trimestre del 2013 como en el año en su conjunto.

Por otra parte, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años cayó a 2.825% en contra de 2.827% del viernes y el de los papeles a 30 años a 3.739%, desde 3.757 por ciento.

BMV CAE

El mercado bursátil de México retrocedió arrastrado por apuestas a que la Reserva Federal de Estados Unidos seguirá adelante con el recorte de su masivo plan de estímulo, en un ambiente de cautela sobre el desempeño de la economía local este año.

Un artículo publicado por el influyente diario económico The Wall Street Journal refiere que la Fed recortaría otros 10,000 millones de dólares de su programa mensual de compra de activos en su próxima reunión de política monetaria, pese a que datos clave de la economía estadounidense, como el empleo de diciembre, resultaron peor a lo esperado por el mercado.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), principal indicador de la Bolsa bajó 0.33% a 41,838.63 puntos. En la jornada tocó su peor nivel de las últimas siete sesiones. El IPC suma una caída de 2% en lo que va del año.

El peso mexicano cerró en 13.29 por dólar, con un descenso de 0.35% frente a los 13.24 pesos del precio referencial publicado por Banco de México.

Analistas creen que a la incertidumbre sobre los próximos pasos de la Fed se suma la cautela de los inversionistas en sus apuestas por México, hasta ver señales de un esperado repunte de la economía local.

Para Carlos González, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex, la Bolsa mexicana encontraría en un punto de inflexión tras la publicación de los resultados del cuarto trimestre de las empresas, lo cual dará evidencia útil a los inversionistas institucionales.