A poco más de una semana de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el mercado se ha mantenido relativamente estable, sin embargo, analistas no descartan un aumento en la volatilidad en los siguientes días.

“La volatilidad debería subir a medida que nos acercamos al día de la eleccion, sobre todo si la ventaja de Joe Biden aumenta, debido a que sus propuestas  no tienen  el apoyo de Wall Street”, dijo Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero en Black Wallstreet Capital.

La semana pasada los principales índices en Estados Unidos cerraron con ligeras pérdidas, en plena temporada de reportes al tercer trimestre del 2020.

El S&P 500 cayó 0.53%, el Dow Jones 0.95% y el NASDAQ Compuesto retrocedió 1.06%, según datos de Economática. En tanto, las preferencias electores continúan inclinadas hacia el demócrata Joe Biden, con más del 50% de la intención de voto, y el actual presidente republicano Donald Trump, con 42.8%, de acuerdo con Refinitiv.

Jacobo Rodriguez indicó que los administradores de portafolios ya realizaron adecuaciones ante la posible victoria de Biden. “Lo importante será lo que suceda después del 3 de noviembre pues en un escenario en el que gana Biden, pero Trump no reconoce el resultado, provocaría un incremento fuerte de la volatilidad de corto plazo y en este caso si se pudieran observar fuertes caídas”, advirtió.

Analistas de Intercam dijeron que a escasos días para las elecciones los niveles de volatilidad son bajos, y que si no existieran sorpresas se espera que Joe Biden sea el vencedor.

En lo que va del año el NASDAQ gana 28.71%, el S&P 500  7.26%, en tanto que el Dow Jones está apenas 0.71% por debajo de su nivel de cierre del año pasado.

“En ese sentido, es posible que Wall Street siga ganando, aunque moderadamente. Lo aconsejable es elegir activos cuyas valuaciones no sean exageradas, porque lo que veremos hacia adelante es una  rotación de activos”, acotaron.

De acuerdo con Gabriela Siller, directora de Aanálisis de Banco Base, otro factor importante a seguir por los inversionistas son los rebrotes de Covid-19, que hasta el momento se han concentrado en Europa.

claudia.tejeda@eleconomista.mx