Los precios internacionales del petróleo cayeron el lunes, debido principalmente a que un repunte de la producción de crudo de Libia el fin de semana contrarrestó el efecto de datos económicos alentadores en Asia, que apuntaron a una fuerte demanda energética desde la región.

Los futuros del referencial internacional Brent cayó 0.8%, para quedar en 53.12 dólares por barril. En tanto, los futuros del petróleo West Texas Intermediate de Estados Unidos retrocedieron 36 centavos, o 0.7%, cotizando en 50.24 dólares por barril.

La mezcla mexicana no siguió la misma tendencia, quedando en 43.50 dólares por barril, un alza de 2.11% respecto al precio de cierre del viernes.

El yacimiento petrolero Sharara en Libia, el más grande del país, reanudó la producción el domingo tras una interrupción de una semana y la estatal NOC levantó la fuerza mayor sobre cargamentos de crudo de Sharara el lunes, dijeron fuentes a Reuters.

El yacimiento produjo unos 120,000 barriles por día el lunes frente a los 220,000 barriles por día que se bombeaban antes del cierre del 27 de marzo.

sigue la incertidumbre

La incertidumbre sobre el bombeo libio sumaba volatilidad a los precios del crudo, dijo Olivier Jakob, director de PetroMatrix.

El petróleo también se vio presionado por el dato de la firma de servicios energéticos Baker Hughes, que el viernes refirió que la cantidad de plataformas petroleras en Estados Unidos subió la semana pasada de 10 a 662, con lo que el primer trimestre fue el más fuerte en adiciones de plataformas desde mediados del 2011.

Pero datos de Asia sugirieron que la fuerte demanda de energía de la región se mantendrá.

La economía global sigue encaminándose a un crecimiento continuo en el 2017, lo que respalda la demanda en el mercado petrolero , mencionó Tim Evans, especialista de futuros de la energía de Citi Futures.