Lego registró beneficios y ventas históricas en el primer semestre de 2021, gracias a una fuerte demanda y la reapertura de sus tiendas, informó este martes el gigante danés de los juguetes.

La empresa dijo que sus ganancias netas subieron 140% a 6,300 millones de coronas (unos 989 millones de dólares) en los primeros seis meses del año.

Las ventas crecieron 46% a 3,400 millones de dólares, indicó la empresa.

Lego registró un aumento en las ventas en línea durante la pandemia, con 50% más en el primer semestre comparado con el mismo período de 2020.

El año pasado también tuvo un buen rendimiento pese a la pandemia, gracias al éxito de sus franquicias, como Star Wars y Harry Potter, así como su expansión en China.

Pero el fabricante de juguetes también expandió sus ventas mundiales con la apertura de más de 60 tiendas nuevas en los primeros seis meses de este año, más de 40 de ellas en China.

Para junio, Lego tenía 737 tiendas al detalle, 291 de ellas en China.

Nuestro rendimiento fue impulsado por la fuerte demanda de nuestros productos, que atrajo a nuevos constructores a la marca Lego", dijo el presidente de la empresa, Niels Christiansen.

"Nuestro crecimiento en el año se benefició del alivio de las restricciones por el Covid-19 comparado con 2020, nuestras fábricas operaron sin interrupciones y la mayoría de las tiendas reabrieron", agregó en un comunicado.