La desarrolladora de vivienda Javer quiere convertirse en un emisor de bonos temáticos, por lo que no descarta la posibilidad de hacer una colocación de este tipo en el mercado mexicano en el mediano plazo, adelantó Verónica Lozano, directora de Planeación y Relación con Inversionistas de la compañía.

“El desempeño que hemos tenido en materia ASG (ambiental, social y gobierno corporativo) es muy fuerte; estamos listos para que en el momento indicado podamos tener una emisión de este tipo”, sostuvo en su participación en el “Foro Sectorial BIVA-Vivienda”.

Añadió que su gestión es cada vez más fuerte en temas ambientales, sociales y de gobierno corporativo. Incluso cuentan con un Comité de Sustentabilidad, por lo que reiteró que están “preparados para poder tener una emisión, quizá en un mediano plazo, de un bono sustentable o con la etiqueta verde”.

Verónica Lozano explicó que han realizado varios análisis con todas las acciones que han emprendido, no sólo en materia ambiental, sino en el aspecto social.

Por ejemplo, cuentan con una promotoría social, mediante la cual se imparten talleres, cursos, clases, tanto a niños, jóvenes y adultos en las comunidades que generan sus desarrollos de vivienda. En los mismos cuentan con huertos urbanos.

En sus desarrollos, el equipamiento de las zonas recreativas, como los juegos, están fabricados con materiales reciclados.

Se unirá a sus pares

Una vez que Javer concrete su emisión de bonos temáticos en el mercado local, se unirá a otras desarrolladoras de vivienda que han realizado este tipo de emisiones, como Consorcio Ara que con su oferta inaugural de bonos sustentables recabó 1,500 millones de pesos, el pasado mes de octubre.

Inmobiliaria Cadu, otra viviendera, también debutó en este mercado en diciembre de 2020. Con la emisión de su primer bono verde obtuvo 502.1 millones de pesos.

La pionera en este segmento es Inmobiliaria Vinte que desde el 2018 ha llevado a cabo la emisión de cuatro bonos sustentables.

Los bonos sustentables son instrumentos de renta fija que se emiten en el mercado para captar recursos que se utilizan para financiar o refinanciar proyectos o actividades con beneficios ambientales y sociales.

Pueden ser emitidos por empresas, gobiernos, estados, municipios, banca de desarrollo y tienen que cumplir con los Principios de Bonos de Sostenibilidad de la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA), una organización que regula a los participantes del mercado de capitales.

“El mercado va hacia allá, una empresa socialmente responsable, con buenas políticas, con buena gobernanza, suma puntos, no solo entre la preferencia de los clientes, sino también en el acceso de fondeo. Es un tema que no se ha detenido y en breve esperamos tener algo bastante bueno para ofrecerlo al mercado”, expuso en el mismo foro Jesús Hernández, director asociado de Análisis en PCR Verum, una firma calificadora.

judith.santiago@eleconomista.mx