Para finales de este año, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) podría alcanzar 53,000 puntos, comentó Juan Carlos Minero, director de inversiones de Black Wallstreet Capital México.

En entrevista, añadió que aunque el mercado mexicano está rodeado de pesimismo, registra buenos fundamentales.

Nosotros podríamos ver hasta una ganancia de entre 7 y 8%, con una media de 7.5%, a 53,000 puntos, es decir, 3,000 puntos más para este año, y que se mantenga en estos niveles; más allá de los 53,000 puntos se vería poco probable , comentó Minero.

Añadió que no es descartable que en el mediano plazo se dé un retroceso que relaje indicadores técnicos y que de nuevo presente oportunidades a nuevos inversionistas que van a dar piso de inmediato al mercado.

Podría caer aún hacia 48,000 o 49,000 unidades en el mediano plazo pero luego veríamos un avance pausado, hacia 53,000 puntos , enfatizó Minero.

Estamos cotizando a múltiplos más descontados que en el último trimestre del año pasado. Aunque el mercado se percibe caro, está justificado, es decir, se está abaratando, las empresas están justificando estar en estos niveles, por lo que hay mucho camino que los inversionistas pueden comenzar a reflejar en el precio de la acción basados en la valuación de las empresas , destacó.

Otro punto para llegar a esos niveles es una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que si bien no caiga totalmente en favor de México, continúe de la misma manera y sin hacer muchos ruidos, así como una apreciación de la moneda mexicana que se mantenga entre 18.50 y 19.50 pesos por dólar.

Para Juan Carlos Minero, las empresas que se espera tengan un crecimiento de doble dígito en sus acciones, en lo que resta del año, son Aeroméxico, Cemex, Liverpool y Axtel, mientras que las que muestran preocupación por diversos motivos son ICA, los grupos aeroportuarios, Elektra y el sector bancario.

Las empresas y sectores que podrían tener un escenario no tan positivo son el aeroportuario e ICA, que no ha aclarado si va a entrar a concurso mercantil.

Los aeropuertos ya están muy caros, por lo que es poco el incremento que se puede ver hacia adelante (...) Elektra, que es una empresa que ha subido de manera constante, pero que tiene un panorama hacia arriba muy limitado (...) y el sector bancario, que va a seguir presionado, hablando de bancarias grandes, que no van a ser enteramente capaces de reflejar los incrementos de las tasas a sus clientes , finalizó el experto.

cesar.rodriguez@eleconomista.mx