El Promedio Industrial Dow Jones cayó ligeramente el jueves debido al desplome de las acciones de IBM (-9.56%) a 128.33 dólares cada una tras un decepcionante resultado trimestral, pero el NASDAQ  subió y el índice S&P 500 alcanzó un máximo histórico con la ayuda de valores de alto perfil como Tesla (3.26%).

Después de haber alcanzado un récord intradía el miércoles, el Dow retrocedió. Las acciones de IBM cayeron porque no cumplió con las estimaciones de Wall Street para sus ingresos trimestrales, ya que los pedidos de un área de negocio disminuyeron antes de una escisión el próximo mes.

El S&P 500 sumó su séptima sesión al alza. De sus 11 principales sectores el de consumo discrecional fue el que más subió, mientras que el de energía fue el de mayor pérdida, ya que los futuros del crudo cayeron ante la preocupación por la demanda.

El índice de volatilidad CBOE, también conocido como la medida del miedo de Wall Street, alcanzó su punto más bajo desde principios de julio durante la sesión.

El movimiento sugiere que los inversionistas no ven un gran declive o repunte para las acciones en el futuro, a pesar de las preocupaciones por los problemas de la cadena de suministro que aumentan los costos, según Shawn Cruz, estratega de Mercado Senior en TD Ameritrade.

El S&P 500 ganó 0.30%, a 4,549.78 unidades, mientras que el NASDAQ ganó 0.62%, a 15,215.70 puntos y el Promedio Industrial Dow Jones cayó 0.02%, a 35,603.08 enteros.

Los analistas esperan que las utilidades del tercer trimestre del S&P 500 aumenten 33.7% interanual.

Tesla fue el mayor impulso del NASDAQ, ya que los inversionistas digirieron los positivos resultados del fabricante de autos eléctricos, a pesar de una advertencia sobre la cadena de suministro.

Intel reportó ingresos menores a los esperados por Wall Street, mientras sigue a la zaga de sus rivales en la oferta de chips más rápidos para satisfacer la demanda de dispositivos informáticos para el trabajo híbrido.

Las acciones de Intel, uno de los mayores fabricantes de chips del mundo, caían 4% en las operaciones electrónicas después de cierre.