La panificadora más grande del mundo, Grupo Bimbo, anunció en un comunicado en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que llevó a cabo una oferta de notas subordinadas perpetuas por un monto de 500 millones de dólares a una tasa de 5.95 por ciento.

Los recursos obtenidos por dicha colocación serán utilizados para el refinanciamiento de su deuda actual, así como para el pago de sus compras recientes y para el financiamiento parcial de los gastos de capital de la compañía.

La emisión se distingue por ser deuda híbrida. Se trata de un instrumento que será el primero en el que incursionará la compañía y, de manera general, una empresa de consumo mexicana.

“Conserva nuestra sólida posición financiera, contribuye positivamente a la fortaleza, estabilidad y flexibilidad de la estructura de capital, refuerza nuestro compromiso de desapalancamiento, contribuye con mayor liquidez y reafirma nuestro compromiso de mantener un sólido grado de inversión,” mencionó Diego Gaxiola, director de Finanzas de Bimbo.

La agencia calificadora Moody’s otorgó la calificación “Ba1” con perspectiva Estable, mientras que Fitch Ratings consintió “BB+”.

En este sentido, esta última agencia explicó que esta calificación se encuentra dos niveles por debajo de la calificación de incumplimiento del emisor de Bimbo.

“Reflejan una mayor severidad de pérdida y un mayor riesgo de incumplimiento en relación con las obligaciones sénior”, informa en un comunicado.

Dentro de sus agentes colocadores, Bimbo destacó el apoyo de Bank of America Merrill Lynch, JP Morgan, Citi, HSBC y Santander.

Con una demanda de más de 200 inversionistas, en su mayoría del público estadounidense, la compañía refuerza su compromiso de desapalancamiento, además de que contribuye a su liquidez.

En otros temas, Gaxiola  prevé que su tasa consolidada de impuestos baje 6 puntos porcentuales, desde 53% el año pasado, debido a la reforma fiscal en Estados Unidos.

[email protected]