Los inversionistas extranjeros nuevamente voltearon a ver al mercado mexicano.

Según cifras del Banco de México (Banxico), en el primer mes de este año, la entrada de flujos foráneos en renta variable sumó un monto de 518.4 millones de dólares.

Después de un diciembre complicado para las bolsas accionarias de todo el mundo, a principios de este año, los capitales comenzaron a comprar activos de mayor riesgo, sobre todo por la perspectiva de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos no incrementaría más sus tasas para este 2019.

En el último mes del año pasado, el mercado mexicano de capitales registró una salida de 217.7 millones de dólares, debido a un mes complicado, donde los inversionistas extranjeros mostraron nerviosismo, tras las decisiones tomadas por el nuevo gobierno, como la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Al hacer un balance de 2018, el mercado de renta variable de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró un ingreso de capitales extranjeros de 2,421.2 millones de dólares, para alcanzar un monto total acumulado de 135,361.6 millones de dólares.

Sin embargo, en el 2017, entraron 10,319.7 millones de dólares al mercado de renta variable.

Recomposición de carteras

El director de análisis y estrategia bursátil del Grupo Financiero Monex, Carlos González, destacó que durante enero se observó la entrada de capitales foráneos al mercado mexicano, lo cual fue explicado por la recomposición de carteras de mercados emergentes una vez que la Fed indicó que será paciente para aumentar su tasa.

El especialista agregó que también ayudó la fortaleza del dólar estadounidense en los mercados internacionales, como sucedió con la moneda mexicana, tras el aumento de la tasa de interés del Banco de México, la cual se ubica en 8.25 por ciento.

El analista mencionó que el diferencial entre las tasas locales y la de Estados Unidos resultó atractivo para el inversionista internacional, lo cual favoreció la entrada de capitales a nuestro país, tanto en renta variable  como al mercado de  dinero.

Bajo ese contexto, de acuerdo con información del banco central, durante enero, los inversionistas extranjeros compraron títulos del gobierno federal por 4,720 millones de dólares, de los cuales 2,602 millones correspondieron a Bonos M y 2,248 millones a Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes).

Por su parte, el director de mercado bursátil de MetAnálisis, Gerardo Copca, adelantó que, en las siguientes semanas, el mercado de capitales registraría mayores entradas de flujos, aunque serían moderados, debido a la cautela que mostrarían los inversionistas extranjeros.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx