Aunque las inversiones en renta variable local parecen tener un mejor panorama porque en septiembre pasado se rompió la racha negativa de salida de flujos de extranjeros en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), analistas todavía dudan de que vendrá un rally sostenido de crecimiento.

El mes pasado se registraron entradas de flujos de extranjeros en renta variable por 258 millones de dólares, rompiendo dos meses consecutivos de salidas, expusieron Williams González y Ricardo López, analistas de Citibanamex en un reporte. Además, en los primeros nueve meses del año, la renta variable acumula 2,479.8 millones de dólares de entradas contra 2,146 millones de dólares registrados en el 2018, un incremento de 15.55 por ciento.

Estas entradas de capital extranjero fueron incentivadas por los recortes de 25 puntos base en la tasa de interés de referencia en México en lo que va del año, así como un “aceptable” presupuesto de egresos para el 2020 y la reducción de incertidumbre y riesgo político, justificaron los estrategas.

Pero, pese a este avance y que el diferencial entre el rendimiento del mercado mexicano y el bono M ya es de alrededor de 85 puntos base, los analistas de Citibanamex no están convencidos de que éste es “un momento de entrada importante en las acciones mexicanas” porque aún ven atisbos de un bajo crecimiento económico de México.

Además, expusieron que los flujos acumulados a septiembre siguen siendo menores a periodos similares de años pasados, a excepción del 2018. Por ejemplo, en el 2017 el monto fue de 5,604 millones de dólares y en el 2016 de 5,450 millones de dólares.

“Será necesaria una combinación de menores tasas de interés, como es esperado hacia delante, y un aumento en la actividad económica para posiblemente tener las condiciones para estimar un rally más sostenido de la renta variable local”, destacaron en el análisis.

[email protected]