Las empresas involucradas en la fabricación de kits de diagnóstico han ganado ante las perspectivas de mayor demanda de estos productos

Las firmas del sector farmacéutico y de biotecnología de China se han beneficiado por el brote de coronavirus en dicho país.

Los títulos de Shandong Lukang Pharmaceutical Co han ganado 114.67% en la Bolsa de Shanghai del 17 de enero al 6 de febrero. Los productos principales de la compañía incluyen productos de preparación farmacéutica, materias primas antibióticas semisintéticas, antibióticos veterinarios y materias primas antibióticas, entre otros.

La empresa tiene un valor de capitalización de 2,105 millones de dólares, en comparación con 1,097 millones de dólares en que comenzó el periodo alcista.

Desde finales de enero, varias empresas chinas que cotizan en Bolsa, que van desde empresas de biotecnología, fabricantes de medicamentos, productores de máscaras y fabricantes de termómetros, anunciaron esfuerzos en respuesta a un llamado nacional para combatir el brote del coronavirus de Wuhan.

Más de 30,000 personas resultaron infectadas en China continental. Al menos 630 de ellas murieron. Casi todas las muertes se produjeron en la provincia de Hubei, cuna del contagio, de la que Wuhan es la capital.

En China, conocida como la fábrica del mundo, las ciudades han sido cercadas, los vuelos cancelados y las industrias cerradas, lo que ha cortado suministros cruciales para empresas internacionales.

Ante esto, empresas como Hyundai Motor, Tesla, Ford, PSA Peugeot, Citroën, Nissan, Airbus, Adidas y Foxconn resienten el golpe.

Los analistas financieros han bajado sus previsiones de crecimiento para China y la agencia de calificación Moody’s destacó los riesgos para las ventas y la producción de automóviles.

En contraste, los papeles de Jiangsu Sihuan Bioengineering Co, que se especializa en investigación, desarrollo,  manufactura y distribución de medicamentos y suplementos, ganan 114.13% en la Bolsa de Shanghai. La firma tiene un valor de mercado de 1,185.79 millones de dólares, en comparación con los 619.93 millones de dólares que valía al inicio del periodo.

El patrón de selección de valores es similar al observado durante el brote del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en el 2003, pero las tendencias futuras dependen de si el virus podría ser contenido.

Impulso de corto plazo

“Si se observa cómo reaccionaron los inversores al SARS, el brote actual ciertamente da un impulso de corto plazo a los fabricantes de medicamentos y productores de mascarillas faciales”, dijo Wu Kan, jefe de Comercio de Acciones de Shanshan Finance, con sede en Shanghai, según un reporte de Reuters.

El nuevo virus, reportado por primera vez en la ciudad china de Wuhan a finales del año pasado, pertenece a la misma familia de coronavirus que causa el SARS, que mató a casi 800 personas en todo el mundo durante un brote del 2002-2003 que también comenzó en China.

La firma de corretaje Guolian Securities identificó a las empresas de biotecnología, incluidas Autobio Diagnostics y Guangzhou Wondfo Biotech como beneficiarias de la epidemia.

Las empresas involucradas en la fabricación de máscaras faciales ganaron ante las perspectivas de mayor demanda de estos productos.

Como ejemplo de una compañía beneficiada del brote vírico está Jiangsu Bioperfectus Technologies, dedicada a desarrollar y vender kits de detección de influenza y otras enfermedades. Sus papeles tienen un avance de 64% en Shanghai y tiene un valor de mercado de 903.18 millones de dólares, en comparación con 671.76 millones de dólares que tenía al principio del periodo.

Los títulos de Autobio Diagnostics tienen un avance de 15.27% en Shanghai. Es una compañía basada en China y enfocada principalmente en el desarrollo, manufactura y ventas de productos para diagnósticos.

La compañía tiene un valor de capitalización bursátil de 7,650 millones de dólares, en comparación con 6,798.85 millones de dólares que tenía al inicio del periodo, según Reuters.

La tasa de mortalidad del nuevo coronavirus, de alrededor de 2%, sigue estando muy por debajo de la de la epidemia del SARS.

Los títulos de Guangzhou Wondfo Biotech tienen un avance de 16.66%, y la compañía tiene un valor de mercado de 3,193.95 millones de dólares, mayor que los 2,928.35 millones de dólares que tenía el 17 de enero.

Guangzhou Wondfo Biotech es una compañía que manufactura tests para diagnósticos médicos.

Este impacto no se ha permeado a todas las empresas farmacéuticas en el mundo. En el mismo periodo de análisis, los títulos de Bayer muestran un avance de 4.04%, los de Sanofi 1.58%, y los de Moderna Inc tienen una baja de 2.76 por ciento.

La epidemia de coronavirus ha sido declarada una emergencia internacional de salud por la Organización Mundial de la Salud.

El virus se ha propagado rápidamente a varios continentes y países, exceptuando América Latina y la región de África.

En Hong Kong se han registrado 22 casos y un fallecimiento, en Macao hay 10 enfermos y en el Tibet, un paciente ingresado por esta enfermedad. En Corea del Sur hay 23 casos, en Japón 45 pacientes, Canadá cuatro casos y Estados Unidos, 12 personas enfermas.

Multinacionales, las afectadas

La emergencia sanitaria detonada en China, una de las potencias económicas más importantes del mundo por el nuevo coronavirus, ha impactado en empresas multinacionales como Adidas y Apple.

La fabricante de zapatos Nike también ha reconocido que el esparcimiento de esta enfermedad en el gigante asiático tendrá un impacto negativo en sus ventas.

Además, cadenas de tiendas como McDonald’s e Ikea han tomado medidas drásticas, como el cierre de cientos de sus locales en China como respuesta a la epidemia, que motivó al Departamento de Estado de Estados Unidos a recomendar a sus ciudadanos no visitar el país asiático bajo ningún motivo, además de desviar vuelos a aeropuertos estratégicos.

Apple, líder tecnológico, se sumó a este cierre y anunció la suspensión de actividades en 42 tiendas chinas hasta el 9 de febrero como medida de precaución.

Otro de los ámbitos económicos impactados por esta enfermedad, que suma 630 personas fallecidas y más de 30,000 contagios sólo en China, es el turismo.

Al menos 30 líneas aéreas han suspendido sus viajes al país asiático y 25,000 vuelos han sido cancelados en la última semana, debido al estado de alerta general ante el coronavirus.

Un fenómeno paralelo a esta emergencia han sido los comentarios xenófobos contra población china, donde se asume de antemano que los ciudadanos de ese país son portadores y agentes de contagio del coronavirus. (Con información de agencias)

[email protected]