Fibra Uno (Funo) se blindó al conseguir una nueva línea de crédito revolvente sindicada sostenible por 21,350 millones de pesos.

Jorge Pigeon, vicepresidente de Relación con Inversionistas y Mercados de Capital de la empresa, explicó que harán uso de los recursos sólo cuando sea estrictamente necesario. “La idea de este crédito es ‘rómpase en caso de emergencia’”, dijo al preguntarle cómo y cuándo ejercerán el préstamo disponible durante una conferencia con motivo de su segundo informe financiero del año.

La línea de financiamiento revolvente, que tiene un plazo de cinco años y la posibilidad de ampliarlo dos más, se asemeja a una “tarjeta de crédito”, con un límite disponible.

Indicó, en una conferencia telefónica con analistas, que los recursos acordados con el nuevo crédito podría cubrir 100% los vencimientos del 2022 y 2023 de sus pasivos.

“En caso de que los mercados se cierren, con esta línea podremos hacer frente a estos vencimientos sin poner en peligro o encontrar la necesidad de vender un activo”, explicó.

Compromiso

Además, destacó que al haber pactado la línea de crédito asumen voluntariamente el compromiso de ser sostenible.

Con ello, Funo se compromete a reducir el consumo de energía eléctrica de los inmuebles que tienen en renta y suman más de 8.7 millones de metros cuadrados, lo que equivaldría a disminuir 4.8% el consumo de kilowatt hora por metro cuadrado, rentado en un periodo de cinco años.

El responsable de la relación con los inversionistas del fideicomiso inmobiliario dijo que con ello también harán inversiones adicionales para instalar tecnología ecoamigable en sus proyectos.

“Hasta el momento el monto destinado ronda en 100 millones de pesos, pero “no estamos deteniendonos ahí”, afirmó.

Jorge Pigeon dio a conocer que actualmente 56% de los edificios de oficina que tienen en desarrollo cuenta con la certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por su sigla en inglés). Por ejemplo, los edificios de oficinas Torre Mayor, Torre Diana y Latino se distinguen por ser ecoamigables.

“Para una compañía que crece como nosotros —agregó— bajar el consumo por metro cuadrado significa que tenemos que ser más eficientes en el uso de energía y para ello tenemos varios proyectos de inversión en tecnologías eficientes como luminarias ahorradoras de electricidad, medidores automáticos para controlar el uso de energía”.

Funo confía en que con esta línea de crédito comprometida podría abrirse el camino para que otras empresas  sigan la tendencia de sostenibilidad, pues es única en su tipo en América Latina.

[email protected]