La Reserva Federal (Fed) aprobó los planes de los 34 bancos más grandes de Estados Unidos para utilizar capital extra en la recompra de acciones, pagar dividendos y otros propósitos que no sean para cobertura contra una posible catástrofe.

La Fed informó que los 34 bancos superaron la segunda y más dura parte de su prueba de solvencia anual, mostrando que muchos de los mayores prestamistas no sólo han aumentado los niveles de capital adecuado, sino que también mejoraron sus procedimientos de gestión de riesgos.

El gobernador de la Fed, Jerome Powell, quien lidera el área regulatoria del banco central, dijo que el proceso ha motivado a los mayores bancos a alcanzar saludables niveles de capital y mejorar sustancialmente sus procesos de planificación de capital .

La decisión marca una significativa victoria para el sector bancario, que ha trabajado por años para recuperar su posición tras la crisis financiera del 2007-2009.