La Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap) ha sido el “semillero de empresas” candidatas a listarse en el mercado de valores mexicano. En los últimos ocho años ha llevado a 10 empresas medianas a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En la BMV hay 146 empresas, entre ellas grandes compañías como América Móvil, Walmart de México, Coca-Cola FEMSA, Cementos Mexicanos (Cemex), con las que este grupo de empresas compite. Sin embargo, no todos los debuts de las empresas respaldadas por fondos de capital privado han germinado. De las 10 emisoras cinco acumulan rendimientos por arriba de su precio de salida y otras cinco cotizan por debajo.

Para los inversionistas de largo plazo, sólo un número reducido de este universo de emisoras ha representado una oportunidad rentable desde su entrada a la BMV, con ganancias acumuladas de más de 50%, como Vesta y Banco del Bajío (BanBajío). Por el contrario, los títulos de la aerolínea Volaris se ubican entre las de mayores pérdidas.

La mejor

Destaca por sus “buenos rendimientos” las acciones de la desarrolladora de parques industriales Vesta con 53% desde su salida a Bolsa en julio del 2012. Desde entonces ha más que duplicado el área rentable de sus propiedades, al pasar de 1.1 millones a 2.5 millones de metros cuadrados.

Las ganancias de BanBajío casi se acercan a 51% desde su debut en junio del 2017. Se ubica como el octavo banco más grande del país en términos de captación y cartera de crédito. Sus niveles de rentabilidad están por arriba de 18%, lo que ha resultado en 40% de incremento en la Utilidad por Acción.

La tercera más rentable es la Sofom Crédito Real con 20.45 por ciento. La empresa otorga financiamiento a pymes, crédito personal y automotriz; sus operaciones abarcan Estados Unidos, Costa Rica, Panamá y Nicaragua.

En tanto, las acciones de Sport World ha rendido 19.31% desde el 2012.

La peor

Por el contrario, los inversionistas que compraron títulos de Volaris y las mantienen han visto caer su inversión casi 18 por ciento. La aerolínea de ultrabajo costo opera en México, Estados Unidos y Centroamérica.

Las que han recorrido el mismo camino, aunque con descensos menos drásticos, son la desarrolladora de vivienda Javer con -12.82%, la empresa de autotransporte dueña de muebles y mudanzas, Traxión -7.24%, y la primera petrolera en Bolsa Vista Oil & Gas, con -2.69  por ciento.

Analistas explican que el precio de las acciones de una empresa generalmente refleja la percepción de los inversionistas sobre su potencial crecimiento y capacidad para aumentar sus ganancias con el tiempo.

“Las emisoras que llegan a tener éxito en la BMV tienen un buen management y altas expectativas de crecimiento en sus negocios y sector en el que operan, explicó Fernando Bolaños, analista de Monex.

“Para una compañía que cotiza en Bolsa, el precio de sus acciones puede ser un barómetro para la salud de la compañía, aunque hay excepciones, pero cuanto mayor es el precio de las acciones, mayor es el optimismo sobre las perspectivas de la empresa”, cita Chris B. Murphy en un artículo.

Nexxus Capital es uno de los fondos miembros de la Amexcap que ha llevado empresas al mercado accionario local, como Traxión, Crédito Real, Grupo Hotelero Santa Fe y Sports World.

Otros fondos de capital privado patrocinadores de compañías ahora públicas son Discovery America con Volaris; Riverstone con Vista Oil & Gas; Southern Cross Group con Javer; WAMEX Private Equity con Hoteles City Express, entre otros.

[email protected]