Las Administradoras de fondos para el retiro (afores) redujeron sus inversiones en 5.1% en el mercado de renta variable durante octubre respecto a lo registrado en septiembre de este año, debido a la incertidumbre local y global.

De acuerdo con un análisis de Banorte, las administradoras de fondos para el retiro dejaron de invertir 37,440 millones de pesos durante octubre en comparación mensual.

El total de las inversiones en renta variable al cierre del décimo mes se colocó en 697,082 millones de pesos frente a los 734,523 millones de septiembre.

“En un entorno de elevada aversión al riesgo, los manejadores de las siefores optaron por disminuir sus posiciones tanto en acciones locales, en mayor medida, como en las internacionales”, expone el análisis de la casa de Bolsa.

Los más grandes inversionistas institucionales del país también disminuyeron sus posiciones en otros instrumentos financieros como se observa en los fideicomisos de inversión en bienes raíces (fibras) con una baja mensual de 6.2%, sus inversiones ascendieron a 91.6 millones respecto los 91.7 millones de  septiembre.

En deuda local gubernamental y corporativa la reducción fue de 4.5 y 2.5%, respectivamente, muestra un análisis de Citibanamex.

Aversión al riesgo

Las instituciones financieras ahondaron que la aversión al riesgo hacia las inversiones en estos activos financieros se derivó de eventos tanto locales como internacionales que afectaron al mercado, como las tensiones comerciales entre los Estados Unidos y China, el temor de la recesión en la economía global y el ciclo de tasas de interés al alza.

Temas propios de México también influyeron en la caída de las inversiones en el mercado accionario local como lo ha sido las negociaciones comerciales entre México, Estados Unidos y Canadá, la transición política y en la cancelación del aeropuerto en Texcoco.

“La elevada volatilidad, así como el nerviosismo en los inversionistas en octubre incrementó el sentimiento de aversión al riesgo en los mercados, relacionado principalmente con temas comerciales, crecimiento económico global y algunos factores geopolíticos”, señala el análisis de Banorte.

“Los activos en custodia de las afores registraron un fuerte descenso, principalmente por las minusvalías en algunas posiciones en instrumentos de los mercados locales debido al anuncio del próximo presidente acerca de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) y las presiones por comentarios acerca de un cambio de estrategia de negocio para Pemex durante su mandato”, expusieron analistas de Citibanamex.

Explicaron que el mercado de deuda corporativa local se vio afectado porque las administradoras de fondos para el retiro tienen posiciones en bonos de las empresas productivas del estado —CFE y Pemex—, así como bonos del proyecto del NAIM. En este mercado las afores destinan 19.21% del total de los activos que tienen en custodia.Finalmente citan que los recursos administrados por las afores cayeron desde máximos históricos y por primera vez en siete meses, alcanzando en octubre 3,2 billones de pesos, desde los  3.4 billones de pesos registrados en septiembre. La primer salida, de recursos para el retiro, se observó desde febrero del 2017 por 1,319 millones de pesos y la primer pérdida desde mayo de este año por 130,514 millones de pesos, indicó Banorte.

judith.santiago@eleconomista.mx