Ante una menor incertidumbre por la crisis de deuda de Grecia, los inversionistas de los mercados accionarios centrarán una vez más su atención en las cifras económicas, que de confirmar que el crecimiento continúa, se espera que los mercados muestren una mejoría en los siguientes meses.

Es bajo este escenario que analistas bursátiles esperan que el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores retome una tendencia alcista.

Grupo financiero Invex mantiene el nivel objetivo para el índice en 40,500 para el cierre del 2011. En su reporte mensual indica pensamos que los inversionistas verán con buenos ojos la inversión en acciones al recuperarse la percepción con respecto al crecimiento y al continuar las tasas de interés en niveles muy bajos .

Banorte-Ixe prevé que el IPC cerrará el año entre los 40,830 y los 43,349 enteros. Este pronóstico supone, entre otras cosas, una mejora gradual en la economía de Estados Unidos, la paulatina asimilación de programas para disminuir déficit fiscales en Europa y la eventual asignación a las bolsas de la fuerte liquidez que hoy mantienen los mercados.

Llegar hasta los 43,349 puntos implica un alza de 18.6% desde los niveles en los que finalizó junio y 12.42% desde los 38,550.79 enteros en los que terminó el 2010.

Por su parte, Análisis y Estrategia Bursátil de Monex de Casa de Bolsa prevé que el índice alcance los 42,000 puntos, un crecimiento cercano a 15% desde el cierre de junio.

ENTORNO INTERNACIONAL PRESIONARÁ

El especialista en temas bursátiles Jorge Pérez Sámano, director de Asset Management de BBVA-Bancomer explicó que los niveles de apalancamiento y los crecimientos del trimestre de las empresas listadas en el mercado accionario mexicano se ven afectadas por la crisis europea, EU y la inflación.

Así pronosticó que el IPC difícilmente llegará a los 40,000 o 41,000 puntos que pronostican algunos analistas.

Jorge Pérez Sámano explicó que la volatilidad en los mercados continuará y la aversión al riesgo estará dando bandazos. Parecería que todo se arregló y los inversionistas, con las bajas tasas de interés del mercado, tienen la ilusión de tener mejores rendimientos .

Para el directivo, los conflictos económicos, ya sea de Grecia o de EU se resolverán ya que no existen muchos caminos para solucionarlos.

Pero el problema de Grecia no es de un país, es de una comunidad que tiene distintos intereses agregó.

Mientras que en el caso de EU lo preocupante es el alto déficit público, el techo de endeudamiento y las elecciones presidenciales.

Después de aclarar que el mercado no está barato, explicó que existen buenas oportunidades de compra, sobre todo en sectores como el consumo y las empresas de vivienda que han sido castigadas.

En lo particular, explicó que los títulos de Gruma, Walmart, Alsea y Genomma Lab, son atractivos.

Cabe recordar que en la primera mitad del año el IPC, cayó 5.20%, golpeado por el contexto internacional ante un incremento en la aversión al riesgo producto de los problemas fiscales en la zona euro.

Adicionalmente los temores relacionados con un menor crecimiento en EU, generaron una ola de ventas de los activos considerados riesgosos como las acciones de las empresas.

[email protected]