En México el sector de vivienda es incomprendido porque depende de la coordinación de los organismos e institutos, aseguró Luis Orvañanos Lascurain, presidente del Corporativo GEO.

Los desarrolladores de vivienda dependen de la coordinación de los organismos y cada uno tiene una fórmula de operación, éstas dan solidez; sin embargo, algunos de sus programas no favorecen a las desarrolladoras.

Es bueno porque, por ejemplo, el Infonavit a través del Conalep da un taller a los futuros acreditados para que tomen la mejor decisión al adquirir una casa y malo porque con el tiempo que dura la capacitación la compra se atrasó casi un mes , expresó el directivo.

Lo anterior fue uno de los factores que influyeron para que la constructora registrara en sus reportes saldos negativos en la cobranza de los créditos. Luis Orvañanos adjudicó la reciente caída en las acciones a que los analistas no están entendiendo el negocio de la vivienda de hacer comunidades, para lo que se requiere tener reservas, maquinaria, estructuras, lo cual sale apalancando deuda; además, hubo atraso en los pagos del Infonavit .

Durante la firma del convenio entre GEO y el Centro de Transporte Sustentable (CTS) para crear desarrollos sustentables, Luis Orvañanos expresó que la solución para que el sector vivienda tenga un mejor desempeño es que exista una voluntad política.

El reto es crear una política de estado sustentada en desarrollo urbano y vivienda, que le dé solidez a un proyecto futuro de desarrollo de comunidades y ciudades basado a largo plazo, debido a que no existe un programa de planeación urbana, sostuvo.

Que se anuncie y se repita que la vivienda, la comunidad y la ciudad son elementos importantes en la vida del ser humano y que en México se tienen que hacer muchas casas , detalló.