Sólidos datos económicos de China y Estados Unidos contribuyeron a que los precios del petróleo subieran el martes 1%, recuperando algunas de las pérdidas de la víspera.

El crudo Brent subió 59 centavos, o 0.95%, a 62.74 dólares el barril, mientras que el West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) avanzó 68 centavos, o 1.17%, a 59.33 dólares el barril.

Ambos contratos perdieron cerca de 3 dólares el lunes, presionados por el aumento del suministro petrolero de la OPEP+ y el alza de las infecciones de Covid-19 en India y partes de Europa.

La mezcla mexicana de exportació, por su parte, ganó 0.83% o 47 centavos a 57.09 dólares el barril.

"La situación actual es frágil, por lo que no es inminente que regresemos a los recientes máximos de los precios del crudo", dijo Tamas Varga, analista de PVM. "Hasta que no haya signos palpables de un descenso de las tasas de infección, es probable que el mercado petrolero siga violento y frenético".

La confianza del mercado se vio impulsada por datos de marzo que mostraron que la actividad de servicios en Estados Unidos tocó un nuevo récord. El sector servicios de China también mejoró, apuntándose el mayor aumento de ventas en tres meses.

Nuevas restricciones en la mayor parte de Europa y el alza en los contagios en India presionó a los precios.

Los precios se vieron favorecidos por datos que mostraron que la actividad de los servicios en EU alcanzó un récord en marzo. El mismo sector en China también cobró impulso con el mayor aumento de ventas en tres meses.

Además, Inglaterra va a suavizar más restricciones por el coronavirus el 12 de abril, permitiendo la reapertura de todos los comercios, gimnasios, peluquerías y locales de ocio al aire libre.

El mercado se está recuperando de las pérdidas del lunes, cuando los dos contratos de referencia del petróleo cayeron unos 3 dólares debido al aumento de la oferta de petróleo de OPEP+ y al alza de las infecciones por COVID-19 en la India y en algunas partes de Europa.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos cayeron en la última semana, según el Instituto Americano del Petróleo.

Las existencias de crudo cayeron 2.6 millones de barriles en la semana al 2 de abril, mientras que los inventarios de gasolina aumentaron 4,6 millones de barriles y los de destilados crecieron 2.8 millones de barriles.