El Cobre cerró estable el lunes, mientras que el zinc marcó su precio más alto en tres semanas ante un descenso del dólar y expectativas de una persistente escasez de suministros del metal usado para galvanizar el acero.

El zinc, el metal de mejor desempeño en la Bolsa de Londres (LME, por su sigla en inglés), subió 60% en el 2016, alimentado por temores a una menor oferta luego de que algunas minas importantes fueron cerradas o suspendieron su operación.

El contrato del metal en la LME avanzó 1.8% a 2,667 dólares por onza, un nivel que alcanzó por última vez el 19 de diciembre.

Respaldando el alza de los precios de los metales básicos también estuvo un dólar más débil, que retrocedía 0.22%, luego de que un funcionario de la Reserva Federal pidió que las alzas de las tasas de interés sean más rápidas.

La tarea de la recuperación cíclica está mayormente terminada. La Reserva Federal está bastante cerca de lograr los objetivos de política de su mandato: empleo pleno y precios estables , dijo el presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Dennis Lockhart.

¿Cómo está posicionada nuestra economía para el futuro? Ésta es una pregunta clave. La economía está bien posicionada para una expansión moderada y condiciones que mejoran progresivamente. (Pero) es menos claro que la economía esté posicionada para el surgimiento de un crecimiento acelerado sobre una base sostenible , añadió.

En cuanto a otros metales básicos, el cobre a tres meses en la LME cerró estable a 5,591 dólares la tonelada.

Los precios del metal tocaron el jueves máximos en más de dos semanas a 5,698 dólares la tonelada.

El aluminio subió 0.8% a 1,727 dólares la tonelada, no muy lejos de un mínimo de dos meses alcanzado la semana pasada.