La petrolera estadounidense Chevron registró resultados mixtos en el primer trimestre, entre el aumento de los precios del petróleo y las dificultades de sus actividades de refinación.

Tras perder 5,500 millones de dólares en 2020 a causa de la caída de los precios de la energía al comienzo de la pandemia, el grupo logró generar un beneficio neto de 1,380 millones de dólares de enero a marzo.

Las ganancias, no obstante, bajaron un 62% en comparación con el mismo período de 2020.

Su volumen de negocios aumentó un 1.7%, a 32,030 millones de dólares.

Chevron vendió sus barriles de petróleo y gas natural líquido a 48 dólares en promedio en Estados Unidos en el primer trimestre, contra 37 dólares un año antes, y a 56 dólares en promedio fuera del país frente a 43 un año antes.