El gigante del gas ruso Gazprom anunció este jueves una caída del 61% de sus beneficios netos en el tercer trimestre de 2014, periodo marcado por una suspensión de las entregas a Ucrania, uno de sus principales clientes.

Los beneficios del grupo se elevaron entre julio y septiembre a 105.700 millones de rublos (1,500 millones de dólares), mientras el volumen de negocios retrocedió 6% respecto al mismo periodo del año anterior, a 1.13 billones de rublos (16,500 millones de dólares).

Los analistas esperaban una caída pronunciada de los beneficios, sobre todo por la crisis entre Ucrania y Rusia.

Kiev rechazó un aumento de los precios del gas tras la llegada al poder de los prooccidentales, hace casi un año. Frente a la acumulación de la deuda ucraniana, Gazprom acabó por su parte suspendiendo sus entregas en junio pasado, que no fueron retomadas hasta cinco meses después, gracias a un acuerdo provisional.

En los nueve primeros meses del año, el beneficio neto retrocedió 35%, hasta 556,200 millones de rublos (8,100 millones de dólares).

El volumen de negocios aumentó en cambio hasta 4.0 billones de rublos (59,000 millones de dólares) respecto al mismo periodo del año anterior.

erp