México seguirá avanzando en el ciclo para relajar su política monetaria al realizar su penúltimo anuncio del año esta semana, pero aun recortando la tasa como se espera, se mantendrá restrictiva, concuerdan economistas de Barclays, Oxford Economics, Pantheon Macroeconomics y Bank of America Merrill Lynch.

Los expertos anticipan que la Junta de Gobierno llevará la tasa a un nivel de 7.50%, que incorpora un nuevo recorte de 25 puntos base. De acertar con la previsión, los economistas de Bank of America Merrill Lynch matizan que se trata de un paso más para relajar una política monetaria que sigue siendo restrictiva.

Aun recortando el rédito que terminará pagando México esta semana, seguirá siendo uno de los más altos entre los emergentes, sólo después del que pagan Argentina (58%), Turquía (14%), Egipto (13.25%) y Ucrania (15.50 por ciento). Es decir, la tasa se mantiene en una posición restrictiva incorporando la perspectiva de una inflación subyacente que se resiste a la baja, y de las expectativas de largo plazo.

El penúltimo anuncio monetario del año del Banco de México (Banxico) coincidirá esta semana con el del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda; el del Banco Central de Filipinas y el del Banco Central de Egipto.

Los estrategas de Barclays anticipan que sólo dos de los bancos centrales recortarán su rédito: el Banxico y el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda. No obstante, anticipan un recorte de la misma magnitud de 25 puntos base.

El Banxico tiene una tasa de 7.75%, la cuarta más alta de países emergente, mientras la Reserva de Nueva Zelanda inicia semana con un interés de 1 por ciento.

¿Atractivo o no?

Apenas la semana pasada, el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por su sigla en inglés) estimó que en los primeros nueve meses del año ingresaron a México 20,100 millones de dólares en inversión de cartera.

Un flujo que sí se ha visto atraído por el rédito que paga el país y que compara favorablemente en un mundo donde las tasas están históricamente bajas, tal como explicó recientemente el analista de mercados en el bróker internacional Alpari, César Valencia. “Los inversionistas siempre buscan un alto retorno asociado a la estabilidad. México ofrece la tercera, una de las más altas tasas entre los mercados emergentes, pero a diferencia de Turquía, Argentina o Egipto, que otorgan mayores márgenes, México se mantiene estable y lejos de un default”, detalló.

No obstante a su observación, al cerrar la semana pasada, el banco de inversión Morgan Stanley emitió una recomendación a sus clientes para tomar distancia de las inversiones en títulos mexicanos y en pesos. Desde su perspectiva, ni las tasas, ni los títulos emitidos por paraestatales estaban pagando lo suficiente “para compensar riesgos idiosincráticos acumulados en los últimos meses”.

[email protected]