Esta semana fue negativa para el sector automotriz estadounidense que cotiza en Wall Street.

Como publicó Business Insider, todo comenzó el miércoles con la trágica noticia de la muerte del salvador de Fiat Chrysler Automobiles (FCA), su expresidente ejecutivo, el italiano Sergio Marchionne, quien falleciera por complicaciones luego de una intervención quirúrgica.

Luego, el analista de Morgan Stanley, Adam Jonas, le preguntó al CEO de Ford, Jim Hackett, si creía que iba a mantener su cargo en la compañía.

Además, las tres grandes de Detroit: General Motors (GM), Ford y FCA bajaron su pronóstico de ventas para este año en sus reportes al segundo trimestre.

Culpan a Trump

Según Business Insider, GM culpa en parte al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que sus aranceles al aluminio y al acero son parte de sus malos resultados trimestrales.

Ford también ha tenido que lidiar con un acero más caro por las tarifas. En el contexto de una guerra comercial con China, Ford se enfrenta a una completa reestructuración de su negocio en el gigante asiático luego de una caída en sus ventas, con la predicción de que los aranceles le pueden costar a la automotriz cerca de 300 millones de dólares este año.

FCA observó un colapso en la venta de su marca Maserati en China gracias a la inquietud creada por la guerra comercial entre ese país y EU.

Según los analistas, si la situacióm sigue como hasta ahora es muy probable que para el cuarto trimestre del año los resultados de las automotrices sean muy malos y que sea muy difícil de revertir.

Las aciones de las automotrices en WS tuvieron caídas fuertes. Las de GM perdieron 2.39% para cotizar en 36.75 dólares, mientras que las de Ford cayeron 5.99% a 9.89 dólares.  Los papeles de FCA en Wall Street (su bolsa matriz es la de Milán) perdieron 1.47% a 16.75 dólares cada una y las de Tesla descendieron 0.68% y cotizan en 306.65 dólares. (Con información de Business Insider)

[email protected]