Para el tercer trimestre del año sigue habiendo un efecto positivo en el volumen de venta e ingresos de la productora de harina de maíz y tortillas, Gruma, sobre todo debido a las operaciones en Estados Unidos, región que representó 60.2% de las ventas en el segundo trimestre del 2020, se señala en un documento de Signum Research.

Dicha región ha logrado mantener la demanda, no como la observada en los picos del primero y segundo trimestres de este año, principalmente en el retail, que representó cerca del 80% de las ventas en Norteamérica para el segundo trimestre. El resto fue venta en restaurantes.

Para el tercer trimestre y lo que resta del año, Signum Research espera el impacto positivo de la depreciación del peso frente al dólar; sin embargo, podría representar una presión para 2021.

Por su parte, en Europa se observó una caída en el volumen de tortilla, sobre todo en el canal de restaurantes, mismo que representó 60% de las ventas en el segundo trimestre derivado a un cambio en la tendencia de consumo en la población europea por la temporada de verano.

Lo anterior parcialmente compensado por la venta de maíz. En este sentido Signum Research espera que para el cierre del año existan dos posibles efectos: uno positivo, por un incremento en el volumen; uno negativo, por un posible cierre en ciertos puntos estratégicos, debido a un rebrote de la pandemia por Covid-19.

Finalmente, en México y Centroamérica se ha mantenido la demanda y no se ha realizado algún incremento en precio desde el realizado en el primer trimestre.

termometro.economico@eleconomista.mx