Los precios del petróleo cayeron el martes, luego de que la OPEP informó de un alza de los inventarios globales de crudo y de un sorpresivo incremento de la producción de Arabia Saudita, su mayor miembro, lo que presionó a la cotización del hidrocarburo.

El referencial del petróleo en Estados Unidos cerró en su menor nivel desde el 29 de noviembre, el día previo al recorte de producción de la OPEP y el Brent cerró en su cota más baja desde el 30 de noviembre.

El crudo West Texas Intermediate (WTI) cedió 68 centavos, lo que significó 1.4% menos, quedando en 47.72 dólares por barril, en su séptima sesión sucesiva de mermas, su racha negativa más prolongada desde enero del 2016 y ha caído 11.2% en el año.

Durante la sesión, los futuros del Brent cayeron por debajo de su promedio de movimiento de 200 días por primera vez desde fines de noviembre, la mezcla del mar del Norte cerró con una baja de 0.8%, cerrando en 50.92 dólares por barril.

Por otra parte, el referencial mexicano siguió la misma tendencia a la baja, cerrando cinco días con pérdidas.

Ayer, la mezcla mexicana de exportación tuvo un descenso de 1.83%, cotizando en 40.29 dólares por barril.

Inquietud

Los inversionistas se inquietaron por las señales de una producción levemente mayor en Arabia Saudita, a pesar de que el grupo revisó al alza su panorama para la demanda global de crudo.

La diferencia entre lo que el mercado observa como producción y los niveles de suministro reales, en cualquier mes, se debe a factores operativos que son influidos por ajustes al almacenamiento y otras variables mensuales dijo el ministro de Energía saudí.