Las administradoras de fondos para el retiro (afores) aumentaron sus posiciones en la Bolsa Mexicana de Valores en el 2018.

La participación reportada al cierre del año pasado fue de 201,000 millones de pesos, lo que significó un alza de 2.7% comparado con el cierre del 2017, de acuerdo con datos de Citibanamex.

“El valor de los activos invertidos en la Bolsa local representan alrededor de 2.7% del valor de mercado total de México, o 3.9% del valor de mercado de las empresas en el Índice S&P/BMV IPC”, precisó el estratega de Citibanamex para Latinoamérica, Julio Zamora.

No obstante, el especialista consideró que a pesar del crecimiento visto en el mercado mexicano de renta variable en el 2018, la participación de las afores en Bolsa sigue siendo baja en relación con el Producto Interno Bruto (PIB) del país.

“A pesar de que los activos administrados por las afores representan 15% del PIB de México, sólo tienen una pequeña porción invertida en la renta variable local”, señaló Zamora.

Alta volatilidad

El año pasado las administradoras registraron minusvalías en sus inversiones en el mercado de renta variable local e internacional, debido a la alta volatilidad en los mercados financieros.

Las 10 afores que integran el sistema de pensiones en México terminaron con una minusvalía total de más de 71,935 millones de pesos, de los cuales 40,123 millones correspondieron a instrumentos de renta variable internacional y 31,812 millones en renta variable nacional.

La baja participación de las afores en Bolsa se explica por el reducido número de acciones que posee el público inversionista, lo cual disminuye la liquidez y se convierte en un “obstáculo significativo” para que las administradoras de fondos para el retiro puedan invertir en acciones de empresas locales.

Al término del 2018, las afores tenían más de 71% invertido en instrumentos de deuda corporativa y gubernamental, porcentaje muy por encima de 19.45% que concentraron en instrumentos de renta variable local e internacional. Mientras que en fideicomisos de inversión en bienes raíces (fibras) y Fibras E alcanzó 2.63 por ciento.

Los activos bajo administración ascendieron a poco más de 3.3 billones de pesos a finales del 2018.

Juan M. Lozada, analista de Citibanamex Casa de Bolsa, consideró que para este año, las afores se enfrentarán a un panorama poco alentador.

En México, por la incertidumbre generada por las nuevas políticas del gobierno federal que asumió el poder hace cerca de dos meses, el entorno internacional sigue siendo incierto por la expectativa de un menor crecimiento mundial por parte del Fondo Monetario Internacional, así como una potencial recesión del crecimiento económico de Estados Unidos hacia finales del año.

Añade que la iniciativa del gobierno federal para reformar el régimen de afores no tendría un impacto significativo sobre el régimen actual.

Los cambios propuestos buscan, entre otros puntos, cambiar el régimen de sociedades de inversión a fondos de inversión. Fijar una sola comisión para todas las administradoras, así como ofrecer un fondo de alta liquidez para mayor disponibilidad de recursos por parte de los trabajadores.

valores@eleconomista.mx