Con un precio mínimo de 30.66 pesos por papel, las acciones de Kimberly-Clark de México (KIMBERA), que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tocaron este jueves su nivel más bajo en casi dos años y medio. La referencia más cercana, de 30.58 pesos por papel, es de la jornada del 21 de febrero de 2019.

Los títulos de esta emisora, que se dedica a la producción de productos de consumo como  pañales, papel higiénico, servilletas y pañuelos desechables, acumulan ocho jornadas al hilo con retrocesos. Desde un precio de 33.62 pesos el lunes 26 de julio al mínimo, han dejado casi tres pesos o cerca de 9 por ciento.

Las operaciones de la compañía, que agrupa marcas como los pañales Huggies y el papel higiénico Pétalo podrían verse afectadas por la inflación que ya se refleja en los precios de las materias primas. Algunos de los más necesarios para sus productos son el gas y las fibras que se obitenen de las maderas.

En su reporte de resultados del segundo trimestre de este año, la compañía dio a conocer que sus ventas cayeron a 11,722 millones de pesos contra 12,337 millones de pesos en el segundo trimestre de 2020. En cuanto a su utilidad neta, la cifra fue de 1,222 millones de pesos contra 1,599 millones de pesos.

Además, la empresa dio a conocer en un comunicado que va a elevar los precios de venta netos en la mayor parte de su negocio de productos de consumo. Con ello busca pasar al consumidor el impacto del significativo aumento de precios de materias primas, y evitar comprometer márgenes operativos.

KIMBERA

Las acciones de Kimberly-Clark de México alcanzaron en su mejor momento del año un máximo de 38.55 pesos el 23 de abril, que implican una pérdida de casi 20.50% menos de cuatro meses. Con 1,600 millones 738,673 de acciones, la diferencia de 8 pesos significa 12,806 millones menos en capitalización.

jose.rivera@eleconomista.mx