El español grupo de infraestructuras ACS pagará 61.81 millones de euros en efectivo a los dueños de 44.5% de las acciones, que han decidido vender sus derechos de asignación gratuitos a la compañía tras aprobarse un dividendo flexible.

Según informó el fin de semana la firma a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ésta prevé ampliar su capital en 2.94 millones de acciones, para entregar los nuevos títulos a los accionistas que elijan cobrar en especie con nuevas acciones.

Esta cantidad equivale a un aumento de capital de 1.47 millones de euros, cifra que ACS también reduce, para evitar que se diluyan los accionistas que han cobrado en efectivo.

El grupo empresarial recuerda que terminó el periodo de negociación de los derechos de asignación correspondientes a la segunda ejecución del aumento de capital que sirve para pagar a través del sistema de dividendo flexible.

En la nota a la CNMV, especifica que el número definitivo de acciones ordinarias que se emitirán en esta segunda ejecución tendrá un valor nominal unitario de 0.5 euros.

Asimismo, las nuevas acciones empezarán a cotizar el próximo 12 de febrero.