Washington. Un documento recientemente publicado y posteriormente eliminado reveló un secreto: las armas nucleares estadounidenses se almacenan en Bélgica, Alemania, Italia, los Países Bajos y Turquía.

Una versión del documento titulado “¿Una nueva era para la disuasión nuclear? Modernización, control de armas y fuerzas nucleares aliadas” se publicó el pasado abril.

Fue redactado para el Comité de Defensa y Seguridad de la Asamblea Parlamentaria de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) por un senador canadiense. El tema central del informe era una evaluación sobre el futuro de la política de disuasión nuclear de la OTAN.

La accidentada revelación ubica aproximadamente 150 armas nucleares de Estados Unidos en Europa.

Según una copia del documento publicado el martes por el periódico belga De Morgen: “Estas bombas se almacenan en seis bases estadounidenses y europeas: Kleine Brogel en Bélgica, Büchel en Alemania, Aviano y Ghedi-Torre en Italia, Volkel en los Países Bajos e Incirlik en Turquía”.

El senador Joseph Day, autor del informe, escribió en un correo electrónico que la primera versión del informe era sólo un borrador y podría sufrir cambios antes de que sea presentado en noviembre ante la asamblea de la OTAN.

“Toda la información utilizada en este informe es material de código abierto”, escribió.

Como regla general, ningún miembro de la OTAN comenta sobre la ubicación de armas.