Al menos siete personas murieron tras una explosión de metano en una mina de carbón de Siberia, informaron el domingo agencias de noticias rusas citando a funcionarios de emergencias.

El accidente se produjo a las 16H55 GMT en la mina de Raspadskaia, en la región siberiana de Kemerovo.

Un responsable del ministerio indicó a la agencia Interfax que "359 personas se encontraban en el fondo de la mina en el momento del accidente".

"La mayoría de ellas ha sido evacuada. Hay siete muertos y cuatro heridos", aañdió el responsable.

Según la agencia Ria Novosti, 66 mineros siguen dentro.

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, pidió al ministro de Situaciones de Emergencia, Serguei Shoigu, que lo informe "de los trabajos de rescate y haga todo lo posible por salvar a la gente", indicó el servicio de prensa del Kremlin.

Por su lado, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, se entrevistó por teléfono con el gobernador de la región de Kemerovo, Aman Tuleiev, según las agencias. "Tuleiev informó al primer ministro sobre las circunstancias del accidente y las medidas tomadas para salvar a los mineros", declaró el portavoz de Putin, Dmitri Peskov.

La mina de Raspadskaia es una de las más importantes del país, y abastece en carbón de coque a fábricas metalúrgicas de Rusia, Ucrania, Europa del Este y Asia.

Los accidentes mortales en minas rusas son frecuentes, por la vetustez de las infraestructuras y el incumplimiento de las normas de seguridad.

/doch