Rashida Tlaib se impuso a cinco rivales en las primarias demócratas en el Distrito 13 de Michigan para competir sin oposición por un escaño en el Congreso para el área de Detroit, el cual fue ocupado durante mucho tiempo por el representante John Conyers.

Ningún republicano o candidatos de otros partidos están en la contienda, lo que significa que la hija de inmigrantes palestinos se perfila a ganar el escaño en noviembre y comenzar a cumplir un mandato de dos años en enero.

La demócrata socialista, representante del ala más progresista del partido, se convertirá en la primera mujer musulmana que llega al Congreso de Estados Unidos.

Tlaib ha trabajado como abogada para la organización Sugar Law Center of Economic and Social Justice. El pasado míercoles dijo que su agenda en Washington será que el programa gubernamental de asistencia médica para los ancianos, Medicare, sea para todos.

Además, indicó que buscará que haya un salario mínimo de 15 dólares, políticas ambientales sostenibles, financiamiento para las escuelas públicas y una reforma de inmigración justa.