El ministro de Comercio de Brasil, Marcos Pereira, dijo que los problemas originados por un escándalo de corrupción en algunas empresas brasileñas de productos cárnicos no serán discutidos en la reunión de esta semana entre la Unión Europea y el Mercosur en Buenos Aires.

La UE redujo el lunes pasado las importaciones de carne de Brasil después de que la policía acusó a los inspectores del mayor exportador mundial de carne vacuna y aves de corral de aceptar sobornos para permitir la venta de productos podridos o contaminados con salmonela.

El escándalo se desató en un momento sensible, ya que la UE y el Mercosur están negociando una reducción de las barreras comerciales.